domingo, 1 de junio de 2014

La dignidad se quedó en casa

por Hugo Bruschi en Año de la Dignidad.

Haber leído a Marx o a Bakunin, etc. entre otros tantos pensadores socialistas, entre otros tantos críticos del capitalismo, no nos da patente de izquierdistas. Mucha gente en la derecha y muchos que acabaron en la derecha,también los leyeron. Por lo tanto recitar de memoria algunas citas para barnizarnos de "cuadros militantes",no reviste mérito alguno, a no ser que se pretenda impresionar gente que no tuvo esa oportunidad. El laburante de 8 o 10 horas se mueve por lo general en círculos, de otros laburantes que tampoco tienen mucho tiempo para estas lecturas. A un militante estudiantil de los años 60-70 esto le parecería poco menos que imposible; él vivía en otra zona de la realidad. Por ello, lo más importante y el mejor aporte que podremos hacer para llevar un poco de conocimiento, a quienes aún no entienden ciertas cosas,es hacer una lectura correcta de la realidad a partir de lo que aprendimos en los textos. Entenderlos como una herramienta, nunca como una Biblia ante la cual arrodillarse.

A PARTIR DE HOY LUNES 2 de JUNIO, quienes aún crean en lo que aprendieron en los textos y en la vida, tendrán oportunidad y más que ella la responsabilidad, de bajar la pelota al piso y comenzar bien desde abajo a entender que está pasando en el Pueblo uruguayo. Porque a partir de este lunes 2 de Junio, la realidad ha cambiado y hoy comienza otra etapa en la vida política de este país. No faltarán seguramente, los que ofrecerán distintas lecturas de las urnas. Bienvenidas sean esas traducciones, pero lo que nadie podrá negar es que la gente - al igual que viene sucediendo en el resto del mundo - está cansada de tantas mentiras y ha sido ganada por la indiferencia a los llamados partidarios. Lo que no significa indiferencia frente a los problemas, entiéndase bien.
Abundarán los analistas y los politólogos, se llenarán las redes sociales de análisis y analistas, correrán los más intelectualizados a la búsqueda de alguna mención a la abstención, en los textos que aprendieron, se alarmarán los explicadores, se irritarán los fabricantes de espectativas y pronósticos positivos. Dirán que hacía frío o que hacía calor, dirán que el voto no era obligatorio y por ello ahora hay que hacerlo, dirán que la gente está pendiente del mundial y dirán bla.bla.bla.. PERO LO CIERTO ES QUE EL NEGOCIO AMENAZA CON IRSE A LA MIERDA. Cerrá y vamos, estarán pensando muchos.

Yo no me atrevo a decir "la gente sospecha que dentro del sistema capitalista no hay soluciones". Nó, esas traducciones las dejamos precisamente para los que escribirán páginas enteras, sin decir absolutamente nada. Sin entender nada, esperando que las masas los vengan a buscar para disignarlos líderes o conductores. Las grandes masas, no saben siquiera como funciona el sistema que las explota, esa es la realidad que tendremos que interpretar y a partir de ella, comenzar a trabajar. Borrar y empezar de nuevo. Yo sé que mucha gente honrada, venida de experiencias fracasadas, no quiere involucrarse para evitar precisamente aquello de "los iluminados o vacas sagradas". Comparto totalmente esos puntos de vista y reitero que se necesita una cuota muy grande de honradez revolucionaria, para no caer en la tentación de volver a transitar aquellos caminos. Sin embargo, una buena lectura de la realidad, nos dice que la figura del líder, la imagen del organizador, del que dá el puntapié inicial, está muy arraigada en el Pueblo y tal vez estén esperando precisamente una corriente de opinión, en donde poder hacer su aporte, en donde poder expresarse. COMO SABE UN VOTO ANULADO O UN NO VOTANTE DONDE ESTÁ SU COMPAÑERO? Un indignado sólo en su indignación, jamás podrá formar parte del gran torrente que la suma de las indignaciones, puede llegar a conformar y amenazar este sistema fraudulento, de exclusión y dependencia vergonzante. Los que leyeron el libro, los que tienen en sus espaldas la experiencia de los palos y de las luchas, tienen la obligación moral de reunirse. La vida no es eterna y si logramos dar forma a la esperanza, otros seguirán señalando el camino. Pero es preciso echar a andar...y como decía don Antonio ir haciendo camino.


No hay comentarios:

Publicar un comentario