miércoles, 13 de junio de 2018

Te acordás hermano?...




por Hugo Bruschi

Te acuerdas cuando se decía "buen día", "sírvase" o "muchas gracias"? Te acuerdas cuando se respetaba a maestros y profesores, a devolver un favor, a pagarle al almacenero del barrio que te sacó de un apuro? A ofrecerle el asiento a una mujer embarazada o a un anciano? Eran otros tiempos hermano….Te acuerdas cuando hablábamos de socialismo y revolución soñando con una patria para todos y no para unos pocos? Te acuerdas de la oligarquía y de la"rosca" financiera, de nuestra solidaridad con los pueblos en lucha por su liberación? Si te acuerdas estarás seguramente sufriendo al ver como poco a poco, se fueron desvaneciendo aquellos sueños hasta llegar a esta triste realidad que nos agobia. Y lo más grave es que al decir de Benavídez, "seguimos contando historias en vintenes" sin percibir que nuestro país ya no es el mismo, que la gente ha perdido toda esperanza, que la impotencia y la fustración los lleva a una guerra de pobres contra pobres buscando al culpable o apostando por el menos malo, por el menos corrupto. Que los valores y principios del pasado han sido sustituidos por un "hacé la tuya" sin importar como, primero yo y el que venga atrás que arregle….

Y nos amargamos cuando vemos que una gran parte del pueblo, grita más fuerte un gol que protesta por el agua podrida que le obligan a tomar y aceptar como buena. Y sufrimos cuando desde la misma Intendencia festejan un David disfrazado de celeste para alegría de la hinchada y buscando sus simpatías. Para conseguir votos de gente, que supone a Michelángelo jugador de fútbol del pasado. Tu país ha cambiado hermano y ha cambiado para peor. No te asombres si mañana alguien decide cambiar los símbolos del escudo patrio y sustituirlos por una hoja de marihuana o una pelota de fútbol, con un revólver al lado de un mazo de dólares. Serán los nuevos tiempos que nosotros no entendemos, porque tenemos los ojos en la nuca al decir del payaso conocido.








sábado, 9 de junio de 2018

Mas vale malo conocido.....




por Hugo Bruschi

Aunque es justo reconocer que en nuestro caso, no existen buenos y menos aún, desconocidos. Aquí se trata de figuritas repetidas. Recuerdo que cierta vez interrogaron a Domingo Perón acerca del éxito Justicialista y respondió de este modo, palabras más o menos."No ganamos por ser tan buenos, sino porque nuestros rivales son peores". Si trasladamos al Uruguay estas formas de hacer política, estos comportamientos ciudadanos, tendremos la certeza que el FA vuelve a ganar. La única esperanza de cambio real y a largo plazo, radica en la cantidad de votos en blanco o anulados, que la gente abrumada por tanta corrupción, deposite en las urnas. Sería la única señal de dignidad, que miles y miles de ciudadanos le enviaran a un sistema tramposo y en vías de descomposición. Sería el despertar de una Sociedad obligada a elegir entre corruptos y entre ellos al menos, pero corrupto a fin.

Porque cuando uno ve a Sanguinetti reunido con Lacalle Pou y Larrañaga, llega a la conclusión que estamos tocando el fondo, más abajo es imposible continuar y por tanto sólo queda erguir la cabeza y salir a flote. Que Sanguinetti haya tomado la iniciativa, es la prueba más elocuente del deterioro moral de la política uruguaya. Sanguinetti representa lo que la gente barrió hace algunos años, Sanguinetti representa lo más abyecto del accionar político. Cómplice antes y después de la Dictadura, electo en los cuarteles como el candidato ideal de la impunidad, en elecciones fraudulentas desde el punto de vista legal, con opositores presos y entre ellos el que seguramente sería el futuro presidente. Este sujeto seguramente desconoce el resultado de las urnas venezolanas…..Si este sujeto es el abanderado de la alternativa, el desprecio de la gente será más grande aún y el único perjudicado será el Partido Nacional.

Por ello, lo del principio: O VOTAMOS POR EL MENOS CORRUPTO , PERO CORRUPTO AL FIN O VOTAMOS BLANCO O ANULADO PARA HACERLE SABER A ESTA GENTE QUE EL JUEGO NO VA MÁS! Después veremos que pasa.








viernes, 8 de junio de 2018

Nunca falta un buey corneta




por Hugo Bruschi

Si fuéramos a recopilar titulares y artículos de la prensa uruguaya, que nos convidan a la indignación, tendríamos una enciclopedia. Nos venden imágenes que no se corresponden con la realidad y muchas veces nos llevan a sospechar, que estamos ante gente que entendió mal la tarea periodística. Cuando nó aquella suerte de prostitución vocacional, que nos mencionaba Mario Benedetti: Se venden sin que nadie ofrezca comprar sus servicios.

Los dueños de los medios, no necesitan decirles "quiero que escriba en tal sentido", ellos por olfato saben cual es el gusto del patrón. Y lo más grave es que esta gente se dice y siente, periodistas. No sería más honrado, más sincero decir: "me tuve que convertir en escriba para no perder el trabajo"?. No los exoneraría de culpa, pero los entenderíamos, sobretodo cuando hay una familia que mantener, un préstamo que pagar. Pero lo que jamás deberemos admitir, sería que para ello deban ensuciar a quienes aún permanecen dignos.
Ayer leía en El Observador un artículo futbolero, que si no fuera porque medio Uruguay está más pendiente del Mundial que de su cruda realidad, pasaría desaparcibido. Un individuo nos dice que comparando el caos que vive la selección Argentina, está cada vez más orgulloso de Tabárez y su seleccionado. Y como ejemplo de caos -y este es la verdadera intención- nos señala la negación de los jugadores argentinos a jugar contra Israel. Y este individuo agrega, que eso jamás pasaría con la selección uruguaya, que sería impensable. En ningún momento nos señala el caso Zuloaga…..Bueno, este es el periodismo que nos ofrecen, en donde una actitud digna se presenta como símbolo de caos…...








viernes, 25 de mayo de 2018

El mamporrero




por Hugo Bruschi

Los más veteranos, sobretodo la gente vinculada al campo y entre ellos, a la actividad equina, seguramente conocen el término. Para quienes resulte desconocido el mismo, les diremos que se trata de un oficio muy viejo que registra su campo de acción y destreza, en los haras reproductores. El oficio tiene como cometido elegir a las yeguas en tiempo de ser copuladas y arrimarle el caballo que hará la tarea. Y para que el mismo no se lastime en el intento, surge entonces la mano diestra del mamporrero, para dirigir el miembro hacia el lugar exacto. Hoy en día, en lugar de la vagina animal, se usan las vaginas de goma en donde el mamporrero debera a poner a prueba su experiencia, su habilidad. De este modo se alcanza el tan preciado sémen que será más tarde congelado, para ser vendido en el mercado que reproduce los pura sangre de carrera.

Tal es el caso de Almagro, el gran mamporrero del Imperio. A él le han asignado tan delicada tarea, la de reproducir la dependencia de los paises latinoamericanos ante cualquier intento digno. Esta es su tarea, para el hazmerreir de la gente que aún piensa.

Pero que nos dicen los amigos de Almagro? Astori por ejemplo coincidió con él en que las elecciones venezolanas carecen de legalidad. Y que nos dice el resto de la fuerza política a la que pertenece Almagro? Porque según tenemos entendido, el mamporrero aún registra en sus filas y nadie ha dicho lo contrario. Pero no todo es una danza sobre rosas, desde que comenzaron a administrar Viagra a los caballos, la tarea de Almagro se ha multiplicado a tal extremo, que vive con el miembro en la mano. El del Imperio claro está.










miércoles, 23 de mayo de 2018

Hasta el año que viene....




por Hugo Bruschi

Así se despedían seguramente, quienes año tras año se dan cita para exigir Verdad y Justicia sobre los crímenes y violaciones a los Derechos Humanos, cometidos por el Estado uruguayo. Año tras año y ya van 23, entonces uno se pregunta: se puede llegar a otro destino transitando los mismos caminos? Nadie seguramente tiene la respuesta de como llegar a la meta, pero por la misma senda no lo será. Más con el agravante, que en ese mismo camino se vienen encontrando quienes piden cárcel para los responsables de estas violaciones y quienes quieren enviarlos a sus domicilios, quienes condenan y quienes protegen a los violadores. Alguien puede explicarnos, como pueden convivir víctimas y cómplices de la impunidad, cómo pueden seguir votando a los mismos que condenan? Si algún observador extranjero, alguien de visita en el país, no saldría de su asombro.

Estas cosas serían imposible de entender, si no fuera porque del lado de las víctimas hay gente sentada en 2 sillas, pues también pertenecen al Partido de gobierno que durante todos estos años pudo y no quiso anular la Ley de Caducidad. Pero que pasa por la cabeza de la gente que año tras año asiste a las marchas? Sabrán que existe un pacto silencioso sellado en el Club Naval, sabrán que los militares saben muchas cosas que funcionan como un seguro ante todo riesgo con jubilaciones incluidas? No en vano llegan hasta allí los recaudadores de votos, los que como Mujica se permitió la Libertad de menospreciar la lucha y ensuciar a quienes reclaman Justicia, de sabotear un intento de anular la ley maldita. Y seguirá concurriendo, nadie le dice "Ud. es parte de la impunidad".

Hay mucha que gente que coincide con estas apreciaciones, la diferencia estriba en que callan, callan por miedo a las represalias, por miedo al ascenso truncado, por miedo a quedar de lado. Pero a pesar de todo ello, creemos que ha llegado la hora de cambiar las reglas del juego.

Quienes se niegan a anular la Ley de Caducidad, necesitan de su voto para seguir perpetuándose en sus cómodas butacas, para seguir cobrando sus jugosos sueldos, para seguir gozando de tantos privilegios que mucha gente ignora. La Vidriera propone que a partir de ahora, gritemos todos juntos: NI UN SÓLO VOTO A LA IMPUNIDAD, SEA DEL COLOR QUE SEA, PORQUE SI UD. VOTA SE ESTARÁ HACIENDO CÓMPLICE DE ESA MISMA IMPUNIDAD QUE DENUNCIA Y A PARTIR DE ENTONCES, HABRÁ PERDIDO MORALMENTE AL DERECHO DE PROTESTA.

Así se despedían seguramente, quienes año tras año se dan cita para exigir Verdad y Justicia sobre los crímenes y violaciones a los Derechos Humanos, cometidos por el Estado uruguayo. Año tras año y ya van 23, entonces uno se pregunta: se puede llegar a otro destino transitando los mismos caminos? Nadie seguramente tiene la respuesta de como llegar a la meta, pero por la misma senda no lo será. Más con el agravante, que en ese mismo camino se vienen encontrando quienes piden cárcel para los responsables de estas violaciones y quienes quieren enviarlos a sus domicilios, quienes condenan y quienes protegen a los violadores. Alguien puede explicarnos, como pueden convivir víctimas y cómplices de la impunidad, cómo pueden seguir votando a los mismos que condenan? Si algún observador extranjero, alguien de visita en el país, no saldría de su asombro.

Estas cosas serían imposible de entender, si no fuera porque del lado de las víctimas hay gente sentada en 2 sillas, pues también pertenecen al Partido de gobierno que durante todos estos años pudo y no quiso anular la Ley de Caducidad. Pero que pasa por la cabeza de la gente que año tras año asiste a las marchas? Sabrán que existe un pacto silencioso sellado en el Club Naval, sabrán que los militares saben muchas cosas que funcionan como un seguro ante todo riesgo con jubilaciones incluidas? No en vano llegan hasta allí los recaudadores de votos, los que como Mujica se permitió la Libertad de menospreciar la lucha y ensuciar a quienes reclaman Justicia, de sabotear un intento de anular la ley maldita. Y seguirá concurriendo, nadie le dice "Ud. es parte de la impunidad".

Hay mucha que gente que coincide con estas apreciaciones, la diferencia estriba en que callan, callan por miedo a las represalias, por miedo al ascenso truncado, por miedo a quedar de lado. Pero a pesar de todo ello, creemos que ha llegado la hora de cambiar las reglas del juego. Quienes se niegan a anular la Ley de Caducidad, necesitan de su voto para seguir perpetuándose en sus cómodas butacas, para seguir cobrando sus jugosos sueldos, para seguir gozando de tantos privilegios que mucha gente ignora. La Vidriera propone que a partir de ahora, gritemos todos juntos: NI UN SÓLO VOTO A LA IMPUNIDAD, SEA DEL COLOR QUE SEA, PORQUE SI UD. VOTA SE ESTARÁ HACIENDO CÓMPLICE DE ESA MISMA IMPUNIDAD QUE DENUNCIA Y A PARTIR DE ENTONCES, HABRÁ PERDIDO MORALMENTE AL DERECHO DE PROTESTA.








miércoles, 16 de mayo de 2018

Bien guardadas




por Hugo Bruschi

Los más veteranos recordarán seguramente, aquél "slogan": "El Uruguay conserva sus rasgos más típicos". Y a continuación la voz del locutor - que creo era DeFeo y la radio que seguramente era Carve- iba relatando alguno de aquellos rasgos. Pues bien, cuidadosos como somos de nuestras tradiciones, se fueron construyendo a través del tiempo, monumentos, bustos, placas, nomenclatura, etc. que llevarían para siempre el nombre de quienes hicieron mérito para estar allí inmortalizados. Desde el genocida Rivera, hasta el Artigas Protector de los Pueblos Libres.

Todo el mundo tuvo su monumento, los grandes hombres y los pequeños grandes hombres.
En los últimos tramos de nuestra historia reciente, también se registraron hechos que merecen ser testimoniados. Algunos para ser recordados y otros para ser olvidados, aunque esto como en el capitalismo, todo es cuestión de oferta y demanda. Sin embargo, "los rasgos más típicos del Uruguay" nos enseñan que las ideas es mejor tenerlas bien guardadas en forma de bronce, mármol o de cemento, que parece ser la alternativa más barata. O sea que las ideas, las causas que pusieron en práctica las mismas, deberán permanecer bien quietas y protegidas. Nada de bajar del caballo, nada de salir del cementerio. Las cosas en su lugar…..Nada de aventuras pues los tiempos han cambiado. Agradezcan que de vez en Cuando, lleguemos hasta Uds. para reconocerles el esfuerzo. Y no mienten, pues últimamente se ha hecho rutina sentarse en primera fila o desfilar en segunda, pero siempre al alcance de las cámaras. No me dirán que los "rasgos más típicos del Uruguay" no están a salvo, verdad?





martes, 15 de mayo de 2018

Layera escupió el asado




por Hugo Bruschi

..........y se acabó la fiesta. La venían sacando barata y los votos estuvieron para salvar a Bonomi. Esos votos que jamás fueron usados para anular la Ley de impunidad. Pero nada nos toma por sorpresa y seguramente los veremos el 20 de Mayo caminar codo con codo, con los familiares de desaparecidos y víctimas del terrorismo de Estado. Ahí están los votos.....

Pero de pronto apareció Layera y dijo simplemente lo que el pueblo percibe en las calles, el miedo que se ha instalado en la población aunque muchos por miedo a las represalias, por miedo a perder el ascenso prometido o el cargo por recibir, no lo digan. Dijo precisamente lo que los progresistas más interesados en sus bancas que en la seguridad de los uruguayos, no quieren que diga. Nada nos asombra, en un país en donde la gente debe elegir entre corruptos. Tampoco nos sorprende, esa nueva forma de analizar alguna denuncia: "quien lo dijo?" en lugar de preguntar "qué dijo?".

Y de este modo un crimen será o nó , será un accidente o un ajuste de cuentas, nada que pueda empañar la imagen que pretenden vendernos. Empleados de comercio, niños jugando en sus casas, vecinas que cruzar hasta el almacén o la fábrica de pastas, policias rapiñados y asesinados. Gente drogada con un arma en la mano, acabando con vidas inocentes. Bandas desalojando vecinos de sus casas, bandas disputándose territorios y no ya barrios, sino ciudades como Minas, como San Carlos. Pero ello no parece preocupar demasiado a Constanza Moreira o a Juan Castillo.

Nó, ahora el enemigo es Mario Layera, un hombre documentado que sabe lo que está diciendo. Un estudioso de los orígenes del delito. Ojalá nuestros biene pagos "representantes", dedicaran a sus tareas las horas que Layera dedica a estudiar este fenómeno. Y lo ha descripto de forma incuestionable, nos ha alertado de un futuro para nada alentador. Pero nada de esto preocupa a nuestros progresistas, ellos están más preocupados por la futura elección. Entonces acusan a Layera de falta de códigos, de hacerle el juego a la derecha. Y entre los acusadores, tenemos a Juan Castillo! Sí, ha leido bien..... En un desprecio absoluto por la seguridad de todos los uruguayos, intentan matar al mensajero para que el mensaje no llegue. Y lo acusan de no ser político en sus declaraciones. Por suerte, aún no aprendió a mentir. Pero si esta gente insiste -al mejor estilo inquisidor- negar la realidad, les pasará como con la Tierra que se seguía moviendo tal cual lo había dicho Galileo.