viernes, 19 de mayo de 2017

Visto que el muerto no declara.....




por Hugo Bruschi en el Año de la Organización.

Se dice de un sargento en un pueblo del interior del país, que cerró un caso vista la negativa del difunto, a prestar declaración como lo exige la ley. Caso difícil sin duda, en estos casos la tortura no funciona como debe. Sin embargo existen otros casos, en donde los ahora muertos dejaron algún documento interesante, para ser tenido en cuenta por algún historiador y por la Justicia llegado el caso. Se trata de documentos prolijamente redactados y con una puntualidad de quien maneja el asunto en cuestión. Si fueron arrancados bajo tortura....bueno este sería el momento oportuno de realizar los descargos y hacer las denuncias correspondientes. No les parece lógico amigos de La Vidriera?

Uno que murió hizo un pormenorizado perfil de sus compañeros y a uno particularmente, al "Loco Iglesias" lo condenó a muerte cuando le dijo a los represores: "anda siempre armado y se hace matar antes que caer preso". Le faltó agregar: SI SE TOPAN CON ÈL, DISPAREN PRIMERO. Como yo creo que hay que darle oportunidad, a quien firmó documentos en condición de prisionero, siempre esperé que Fernández Huidobro hiciera los descargos correspondientes y acusara a los torturadores que lo llevaron a firmar tal documento. Pero curiosamente este hombre jamás acusó a su captores y lo que es peor aún: se puso al servicio de ellos, fue un verdadero militante de la impunidad. De la de ayer y la de hoy, cuando alguno

de aquellos era citado a declarar. Hay otro que está vivo aún y cuando le preguntan por el documento que lleva su firma, da a entender que hubieron apremios físicos, pero curiosamente tampoco denuncia a sus torturadores y concentra su ira contra la periodista María Urruzola.

La Justicia en la persona de una fiscal de dudosa trayectoria, acaba de desvincular al MPP de algunas acciones de finanzas llevadas a cabo en democracia, pero no hace mención alguna a los documentos firmados por 2 ex-guerrilleros condenando a sus compañeros. Nó porque me importe la persona de Amodio Pérez, pero jurídicamente hablando esto es vergonzoso y típico de una república bananera. Un mismo caso tiene 2 tratamientos distintos, y en consecuencia unos van presos y otros son considerados poco menos que héroes nacionales. JUZGUE UD. COMPAÑERO, YO CONFIO MAS EN SU SENTIDO COMÚN Y EN SU ENTEREZA MORAL, QUE EN LA JUSTICIA URUGUAYA.






lunes, 15 de mayo de 2017

Silencio!!!!




por Hugo Bruschi en el Año de la Organización.

NO!, este no es el tango de Gardel con aquella" viejecita de canas muy blancas, que por 5 héroes la premió la Patria". NO!,

este es otro tango. Este es un tango perverso donde las viejitas no tienen respuesta de la Patria, en donde las viejitas ya no podrán llorar en voz alta, porque pueden irritar no se sabe a quien, así como tampoco sabemos quien determina el ruido o el silencio en el dolor ajeno. Tango sin música sólo escrito desde los buenos modales, a la hora de reclamar un lugar donde llevar una flor. Tango sin medallas y sin memoria, que sólo será activada cuando de buscar votos se trata, haciéndole creer a la gente que no conoce la historia, que "somos continuadores de sus sueños". Qué saben estos malandrines de los sueños de nuestros mártires? Que saben estos impostores, que proyecto de Sociedad llevaban en su sangre aquellos luchadores sociales? Por si no lo saben, les diremos que la corrupción, el enriquecimiento personal y los privilegios que les permiten los dueños del poder, para que hagan bien los mandados, no estaban en la nómina. Por lo tanto no enloden la memoria de aquellos combatientes tratando de equipararse. Sigan jugando a las Comisiones elásticas para estirar aún más la impunidad, al tiempo que nos quieren hacer creer que "estamos avanzando". Para atrás, diría yo..........

Por todo ello debiéramos preguntarnos a quien molestan los gritos, quien propone marchas políticamente correctas y hasta con silenciador. Serán los que observan como viene la mano en alguna esquina, para luego incorporarse algunas cuadras? Los que curiosamente siempre aparecen en las fotos....... Compañeros, aquí se engaña el que quiere ser engañado. Llevamos más de 30 años de impunidad, por eso no les creo. Llevamos más de 30 años en silencio y nos han respondido del mismo modo. Con SILENCIO. Tal vez nada lograremos a los gritos, pero por lo menos no nos habrán neutralizado a tal extremo, que terminamos aceptando lo que nos ofrecen, que nos terminamos identificando con ellos, que ya hay gente sentada en 2 sillas. Qué elijan una sola, tal cual el sembrador elije su estrella.

Si en SILENCIO o a los GRITOS, sólo el pueblo tiene el derecho de reclamar justicia, los desaparecidos y los muertos ya han trascendido el ámbito de círculos de interés para instalarse en el corazón y en la memoria. QUE NADIE SE ADJUDIQUE LA PROPIEDAD DE LA PROTESTA, porque como decía el gran Cholo Nieto: NO HAN MUERTO CONTRA LOS NUESTROS NADA PUEDEN LOS DISPAROS, EN EL CORAZÓN DEL PUEBLO ELLOS VIVIRÁN 1000 AÑOS.





martes, 9 de mayo de 2017

Competencia desleal.....




por Hugo Bruschi en el Año de la Organización.

Entra un hombre a la farmacia del barrio, con su receta recién expedida por el médico. El empleado que lo atiende le dice: "este medicamento no lo tenemos". El hombre pregunta quien puede tenerlo, qué farmacia cercana....a lo que el empleado le dice: "vaya a la feria que ahí seguro lo tienen"... Y el hombre fue a la feria.

Esto que en otras latitudes parecería un relato de ficción, es totalmente normal en el Uruguay. Ayer leíamos en la prensa que en una feria vecinal del barrio Peñarol, fueron incautados 2.000 medicamentos que se estaban vendiendo como si fueran lechugas o tomates. Hemos llegado a creer que estas farmacias ambulantes se han especializado tanto en la venta, que las farmacias tradicionales tendrán que cerrar o dedicarse a la venta de marihuana y otros idiotizantes.

Cualquier lector desprevenido podrá pensar que este ha sido un hecho aislado. Lamentamos sacarlo del error, pues esta actividad paralela lleva más de 20 años en las ferias barriales, allí donde la gente lleva cualquier cosa para vender. Desde dentaduras postizas cuyos antiguos propietarios descansan bajo tierra, hasta las herramientas que una vez pertenecieron al carpintero de la otra cuadra. Como decía Discépolo, la Biblia junto al Calefón, todo mezclado en este horroroso escenario que nos pinta el país en que vivimos. Pero lo más triste es, que nos vamos acostumbrando poco a poco. Nadie jamás se preguntó como puede ser que algo tan delicado como lo es la administración de medicamentos, esté en manos de gente que no sabe de que se trata? Mire tengo diabetes....bueno lleve este y le dan un antibiótico.

En cualquier país civilizado, este hecho le costaría el cargo al Ministro de Salud y de ahí para abajo, sin embargo aquí es tomado como algo natural, como un hecho normal que se justifica porque la gente busca mejores precios en la feria. Sólo falta que Mujica le dé el visto bueno...del mismo modo que recomendó la sombra de los árboles para impartir clases. Tal vez sean soluciones alternativas como les dicen ahora y tal vez agregue que "los pobres tienen sus propias farmacias que concurren con los precios desorbitados del mercado" Y por supuesto que la hinchada rugirá en las tribunas......... "bo, el Pepe la tiene clara"......







martes, 2 de mayo de 2017

Por la unidad sin propietarios




por Hugo Bruschi en el Año de la Organización.

Pasan los años, pasan los gobiernos, pero la lucha de clases está vigente, hoy más que nunca antes.Por más que la hayan eliminado del discurso oficial, por más que intenten disimular a quienes se disfrazan,pero trabajan para el capitalismo...

Y esto queda de manifiesto en la vida diaria del trabajador, en sus luchas por un salario digno y en las conductas de quienes se dicen ser sus "representantes". De ahí que año tras año, los 1os. de Mayo se hayan convertido en actos carentes de substancia, en actos que reflejan las necesidades de gente, a las que nos vemos enfrentados todos los días, cuando reclamamos nuestros derechos. EN UN ACTO POLÍTICO. Y no solamente por la presencia de gobernantes, que aún no entendemos como tienen la desverguenza de ir. Nó, basta ver el público asistente para comprobar que son los mismos que van a todos los actos partidarios. Hay que dejar imagen de fuerza, espíritu de cuerpo....Que también son trabajadores? No cabe la mínima duda, la diferencia estriba en sus ingresos. Quienes ganan 60.000 para arriba y algún que otro beneficio, irá por supuesto a todos los actos y hasta nos hablarán de "unidad". Quienes no alcanzan los 20.000 y son miles y miles, tendrán seguramente otra visión de las cosas. Y seguramente también estarán por la unidad, pero sin propietarios, sin servir a Partidos políticos en el acarreo, sin poner a la clase trabajadora al servicio de intereses contrarios a los de su clase.

Pero la última palabra, la tienen los trabajadores y no seremos nosotros quienes para marcarles el camino a seguir.