martes, 7 de octubre de 2014

De boliche en boliche


por Hugo Bruschi en el Año de la Dignidad

Decididos a tomarle la temperatura al clima electoral, nos lanzamos a las calles en busca de opiniones y para ello nada mejor que llegar a esa suerte de escuela ciudadana, por la que todos cursamos algún día y a la que volvemos de vez en cuando. Y hay que hacerlo antes que desaparezcan, tal cual sucedió con las salas de cine. Boliches de barrios pobres, que ya no pueden pagar el alquiler vendiendo vino, grappa o caña. y mucho menos "aguantar" hasta que "cobre".

Llegamos hasta uno de esos baluartes que aún no han capitulado y una vez allí nos presentamos como corresponde,sobretodo cuando nadie te conoce. Venimos de LA VIDRIERA y nuestra misión conciste en charlar un poco sobre un tema que seguramente es de interés de todos: las elecciones. Esto dicho, ante la mirada un poco extraña de algunos parroquianos, por lo que debimos aclarar que era LA VIDRIERA para luego sí, sentarnos a charlar como corresponde y con la vuelta ya servida. La Vidriera invita dijo el mozo y las tensiones se esfumaron como por arte de mago.

Mire mi Amigo, el voto es secreto nos dijo un curdela viejo, al que su nariz roja como tomate y sus ojos inyectados en sangre, no podían ocultar una vieja militancia en las filas del escabio. Por supuesto, le respondimos con amabilidad. No queremos saber por quien votará, sino porqué votará, cuales son sus espectativas y cuales las promesas que no haya recibido antes, en elecciones anteriores para ser más claros. El hombre nos miró fijo sin saber que responder. Otro parroquiano, nos dijo que el no tenía problema alguno en decirnos a quien votaría, dado que todo el barrio lo sabía y jamás ocultó sus simpatías. Su padre había sido y ahora él continuaba la tradición familiar. Un buen cliente podríamos decir, de esos que son fieles a la marca. Le hacemos una señal al mozo y llega la segunda vuelta. La Vidriera invita anunció y la mesa quedó servida nuevamente. Mire yo le voy a decir que toda mi familia votará a Tabaré. Le preguntamos sobre las virtudes del candidato y nos respondió "que el hombre está vinculado y tiene buenos contactos internacionales que necesitaremos en el futuro" y además "porque les paró el carro a los argentinos cuando nos quisieron cerrar la pastera".

 Muy interesantes sus puntos de vista le respondimos y salimos afuera a fumar un cigarrillo, dado que adentro estaba prohibido. Una vez saciado el vicio, logramos la opinión de otro parroquiano quien nos dijo: yo no votaré a nadie, dado que son todos iguales, tengo 70 años y lo único que he escuchado en mi vida son versos y promesas. Le interrogamos sobre ese voto y como haría para no votar por nadie y nos dijo: "seguramente que lo anularán, pues pienso poner el papel de cobro de mi jubilación, recortando mi nombre claro está". No es mala idea le respondimos, luego de intercambiar algunas palabras más, nos despedimos amablemente agradeciendo el aporte brindado a La Vidriera.
Llegamos a otro "tablado", de esos que aún se mantienen en pie a pesar de los años y de las crisis. Un cartel en la puerta del boliche llamó nuestra atención y despertó la curiosidad:
FULANO DE TAL: debe 4.000 pesos y se borró.
MENGANO DE TAL: debe 1.800 , pasa por la vereda de enfrente y no saluda.
SULTANO DE TAL: debe 3.200 y está parando en otro boliche.

Decidimos entrar y una vez allí nos presentamos y mientras el dueño nos servía 2 con limón, le preguntamos si tenía muchos "clavos". Nos dijo con bronca que esos que estaban quemados en el cartel, eran cagadores y que a uno de ellos le llaman "el taladro" y es una baraja conocida por su fama de dejar agujeros. Para agregar "que si hace un mes me desayuno" como dice el tango, no era yo que le daba fiado. Ayer pasó por aquí un bolichero Amigo, y me contó la historia de este personaje . Cómo pudiste darle crédito a esta pinta, me dijo casi riéndose. Otro de esos que figuran en el cartel, venia por aquí y después que se mamaba hacía unos discursos de anti-imperialismo, Cuba y Venezuela y no sé que cosas más. Decía que siempre había sido comunista. Entonces como ya no aguantaba más tanta payasada, le pregunté como podía ser que votara por Tabaré Vazquez que representa todo lo contrario. Saben que me dijo?  "Son cuestiones tácticas". Bueno después de esta charla, le explicamos el motivo de nuestra visita y nos dijo: miren aquí por lo que oigo, la gente no da bola a los políticos y a los versos. Fijense que las encuestas dicen esto y lo otro y aquí son Uds. los primeros que llegan a preguntar algo. De dónde sacan entonces esos datos? Tratamos de explicarle que, todos los Partidos tienen alguna encuestadora amiga y que más o menos, van arreglando las cifras de acuerdo a sus intereses. Más tarde las urnas dirán seguramente otra cosa, pero la gente ya se habrá olvidado como le mintieron. Así somos los uruguayos, nos respondió el bolichero. Tenemos una memoria muy frágil, como esos que se "olvidan" de pagar sus deudas.

Bueno, después de 2 o tres más con limón, y en vista que no llegaba nadie por el boliche, decidimos irnos con la satisfacción del deber cumplido, dado que si la gente no opina, no muestra interés o simplemente está en otra, no seremos nosotros quienes podremos cambiar la situación. Después de todo, sus motivos tendrán.......


No hay comentarios:

Publicar un comentario