miércoles, 30 de marzo de 2016

Opiniones encontradas



OPINIONES ENCONTRADAS.
por Hugo Bruschi en el Año de la Resistencia.
Para quienes, desde los años jóvenes jugamos en la zona izquierda de esta cancha, existen ciertos temas casi prohibidos. Su sóla mención despierta sospechas, iras, quien sabe que intenciones y defensas a ultranza de algo que rompe los ojos, pero no queremos ver, no queremos aceptar porque no encaja en nuestros esquemas. Y EL DELITO ES UNO DE ELLOS.
Aprendimos que el hombre es un resultado de su medio y es cierto. Como dice el tango" aquél que nació en un catre a vivir modestamente la suerte lo condenó". Pero que pasa cuando un joven sale a matar para comprarse el "Adidas" o la moto, la pasta base o el Nike, en lugar de salir a laburar y junto a otros trabajadores luchar por sus derechos? Como le explicamos a un niño de 5 o 6 años, llorando frente al cajón donde yace su padre asesinado mientras trabajaba, que la culpa la tiene el capitalismo? Qué puede entender un niño de esto? Si ese niño entendiera, nos mandaría a la puta madre que nos parió y tendría razón. Hasta cuando tendremos que justificar que por haber nacido en la indigencia, por no haber tenido una familia a su lado, salgan a matar trabajadores?
Explicaciones existen, claro que sí. Hay más de 900 asentamientos a lo largo y ancho del país, más de 10.000 niños cuyos padres están presos. Qué podemos esperar de esta realidad? Qué le pueden ofrecer los llamados "Centros de Rehabilitación del Menor a estos jóvenes que van creciendo en las escuelas del delito, en las visitas carceleras, en las nuevas "amistades" que van forjando en las colas de visita?
Lo primero que deberemos hacer, es reconocer que el Estado uruguayo ha fracasado y la delincuencia ganó la partida. Los delincuentes son dueños de las calles. Y todo lo que podemos esperar en estas circunstancias, son medidas para la hinchada, verdaderos parches que no resuelven nada. "Saquemos el dinero de las calles" dijo el ministro Bonomi convencido de la solución. Alguien con buen sentido del humor dijo: "Será como combatir al dengue, sacándole la sangre a la gente". Será muy difícil percibir que esta medida sólo podrá salvar a los taxis o a las estaciones de servicio, pero que cobrará otras víctimas? Ni los vendedores ambulantes se salvarán, menos aún los bolicheros o almaceneros de barrio. Los copamientos estarán a la orden del día y los secuestros en busca de rescate, se instalarán como una nueva forma de hacer "negocios". Ya no hay marcha atrás y podrán incluso reprimir, para calmar los ánimos de un Pueblo que se siente rehén del delito, pero jamás acabarán con el delito que se ha establecido como un estilo de vida.
Ud. Amigo de la Vidriera se preguntará cuál es la solución. La Vidriera no tiene la receta y no se trata de un problema fácil de resolver. Pero de algo estamos seguros:ESTE PROBLEMA NO SE RESUELVE VOTANDO AL MENOS CORRUPTO. Este flagelo que amenaza fundamentalmente a otros pobres, a los laburantes, no se resuelve por arte de magia. Se requiere una política en serio, destinada a erradicar el foco, de ofrecer viviendas dignas a la gente que irá pagando con su trabajo. Con una política de cara a los jóvenes, haciéndoles entender que el delito no es la vía y que en cambio la inserción laboral dignifica y lo hará sentirse útil a su familia y a la Sociedad en que vive. Muchas cosas se pueden hacer si existe voluntad. Recursos sobran, el problema es que están mal destinados. El problema consiste en quien echa mano a esos recursos......Como Ud.verá Amigo de la Vidriera, el asunto es complicado y vamos a tener que conversar mucho. Pero recuerde, que esto votando no se resuelve....






No hay comentarios:

Publicar un comentario