domingo, 25 de enero de 2015

Del verso a la realidad......

por Hugo Bruschi en el Año contra la Impunidad

                             
                                                                                    "....escapad gente tierna, que esta tierra está enferma
                                                                                                                   y no esperes mañana lo que no te dió ayer........"

Cuántas veces en nuestros años jóvenes, no nos habremos identificado con este poema, al ver un país resignado a lo que le ofrecían y un Pueblo que no aspiraba a más. Un Pueblo que acepta su condena sin muestras de descontento. Un Pueblo indiferente hacia otros Pueblos, que luchan por romper cadenas o intentan por lo menos otros caminos.

Desde la izquierda siempre fuimos optimistas, a la hora de analizar los comportamientos de la gente. Si se registraban 3 cuadras de gente, convocadas para dar apoyo a Cuba, al otro día nuestra prensa publicaba: "El Pueblo se lanzó a las calles en defensa de la Revolución Cubana". El "Pueblo" eran las mismas 800 o 1000 personas, una suerte de gran familia, que siempre estaba presente. El resto ni se enteraba y si lo hacía, miraba para otro lado. El fútbol o el carnaval eran más atractivos.

Luego surge una fuerza que intenta cambiar el rumbo de las cosas. Los ajustes económicos que golpean los bolsillos, la política represiva hacia los trabajadores con sus Medidas de Seguridad tendientes a ahogar la protesta, fueron creando opinión y mucha gente se sumó a las espectativas del cambio. Fueron aproximadamente 300.000 voluntades. "Hermano no te vayas, ha nacido una esperanza" nos decían desde filas frenteamplistas. Bastaba pasar por la calle Rio Branco entre San José y Soriano, sede del Consulado Argentino, para comprobar que el llamado no tuvo el éxito esperado. No todos se fueron ni todos se quedaron, podríamos decir sin temor a equivocarnos. Pero por lo menos había surgido una esperanza.

Luego vino lo que vino y el país en manos de la prepotencia uniformada, fue poco a poco creando un clima que la Dictadura ya no podría soportar por mucho tiempo. Y ello sumado a la denuncia internacional provocó su retirada,no sin antes preparar el terreno por las dudas. El Pueblo uruguayo es civilista por naturaleza y cuando se refiere al uniforme, lo hace en forma despectiva y este sentimiento es anterior, muy anterior a la Dictadura. Claro que hubieron quienes se beneficiaron, unos 800.000  uruguayos que le dieron su apoyo, gente con buen olfato que vió por donde venia el negocio. No por ello podremos afirmar que simpatizaban con el uniforme, pero se trataba de escalar y si fuere necesario delataban a todo lo que fuere sospechoso de "subversión". Total después todo se olvida......parecían razonar. Y tenían razón. Al cabo de los años me encontré con algunos personajes y me aseguraron que estaban contra la "dictadura" y hoy forman parte del progresismo. Perdieron todo con el paso de los años, menos el olfato.

Y en este panorama desolador, en donde gente que perteneció a la "avantgardé", la vanguardia detrás de la cual se sumarían las masas, algunos te dicen: "mirá hermano, esto es lo que tenemos". Y no estoy hablando de dirigentes reciclados para una nueva función, sino de hombres y mujeres que pagaron con cárcel aquel sueño inicial de Patria para Todos.

Fuimos ganados por la resignación y el desaliento. No es extraño entonces encontrar, gente que aliente estos estados de ánimo, aún entre aquellos que tendrían la obligación moral de abrirle los ojos a la Juventud. Qué país les espera a los que van naciendo endeudados, que será de los jóvenes que abandonan los estudios o apenas saben leer y escribir, menos aún entender lo que les explican? Los condenaremos a una vida de "changas" mentida en las estadísticas como empleos? Acaso les ofreceremos un oficio de murguero para hacerse de un mango en carnaval o le conseguiremos la puerta de alguna escuela para ofrecer el "producto"? Qué les espera, acaso un ...."trabajar adonde, extender la mano"? o "se durmieron todos cazó la barreta"? Qué nos queda entonces, decirles como en el poema que busquen otras tierras, porque esta está enferma y ya nada les puede ofrecer, o se convertirán en clientelas de cárceles privadas como mano de obra barata, que tan buenos dividendos viene arrojando en otras latitudes? Por algo Bonomi se interesó en el tema. Qué otro futuro les espera a miles y miles de jóvenes sin oficio o profesión, que deambulan por las calles de la mañana a la noche sin saber donde están, solamente convocados cuando otros más inteligentes los hacen gritar "viva la marihuana"? Los levantará Mujica en su automóvil cuando los vea tirados por los parques, las calles o la rambla? Y aquí no podremos decir esto fue herencia de Blancos y Colorados........
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario