viernes, 5 de septiembre de 2014

La orden viene de arriba!


por Hugo Bruschi en el Año de la Dignidad

Si Blancos y Colorados pensaron en algún instante, volver a ganarse la confianza del Imperio sin cambiar sus métodos de trabajo y su discurso, deberán reconocer que se equivocaron de cabo a rabo. Al cruce le ha salido un competidor, que llegó para quedarse. Una fuerza política que se ajusta a la perfección, cuando hoy más que nunca el imperio necesita extender su radio de influencias. Una fuerza que con un discurso de "izquierda" funciona sin mayores costos políticos, como su mejor aliado. Una fuerza que al decir de un Amigo español, se ha convertido en  "el mamporrero" del imperio.

El vice-presidente de los EEUU ha dicho que al Uruguay hay " que darle cosas concretas, por tratarse de un aliado muy práctico y un interlocutor excepcional". Obsérvese que esto no lo dicen los "ultras, ni los violentos, ni los que le hacen el juego a la derecha". Lo dice el patrón del norte, por boca de uno de sus capataces. Luego para despejar dudas, nos dice "que el mundo necesita más paises como Uruguay" para finalizar diciendo que " es un aliado muy importante". Aconseja además a su equipo mantener estrechas relaciones laborales, con la embajadora Julissa y nos recuerda "su admiración por Mujica".

Entre  las cosas concretas que aconsejaba J. Biden, figuran las Becas y los intercambios, sin explicarnos en que rubros. Misiones de Paz, seguramente para operaciones de limpieza y lavado de rostros. Visas para los uruguayos, sin decir que clase de uruguayos, pues al Aeropuerto de Carrasco llegan todas las semanas, uruguayos expulsados desde allí. También en materia de Seguridad Social, etc.

Para quienes aún no han sido afectados, de esta enfermedad tan común en el Uruguay llamada amnesia, queremos recordarles las últimas palabras de Bush antes de subir al avión que lo llevaría de regreso, luego de su visita al Amigo Tabaré Vazquez: "Uruguay tiene un papel muy importante a jugar en el Cono Sur". Cuál sería ese papel? Bueno, a juzgar por lo que vino después, deberemos reconocer la certeza de sus predicciones.

Desde hace mucho tiempo venimos escuchando, que en el Uruguay la verdadera izquierda no existe. Posiblemente dentro de esa fuerza que nos gobierna y se autodenomina como tal, puedan quedar algunos rastros, hombres y mujeres que alguna vez merecieron ser llamados de izquierda. Pero dónde están y si están que nos dicen de estas cosas? Quiero pensar que no tratarán de convencernos, que se puede ser un aliado del imperio y al mismo tiempo de izquierda, verdad? Por supuesto que también sabemos como - al mejor estilo rosado - se fueron comprando conciencias y silencios. La clientela ha crecido en proporciones nunca vista antes, cuando acusabámos a blancos y colorados de usar el aparato estatal como fuente de empleo de sus correligionarios. Por lo tanto mucho no tendremos que esperar en materia de sorpresas e indignaciones. Sólo nos queda esperar la próxima fiesta en el Quincho de Varela. Fiesta que al igual que los traslados de secuestrados en Guantánamo, viene siendo postergada por aquello de las buenas costumbres electorales. Fiesta en donde Julissa les hará saber nuevamente entre vino y vino, cómo hay que hacer los deberes en esta nueva etapa y como seguir perfeccionándose en el oficio de mamporreros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario