jueves, 20 de noviembre de 2014

Misión cumplida!


por Hugo Bruschi en el Año de la Dignidad

Días atrás nos informaba la prensa uruguaya, que la Embajada de los EEUU en Uruguay, cambia de titular. La simpática embajadora Julissa Reynosso, ha sido llamada a casa. Los motivos del traslado, sólo los conoce su madrina Hillary Clinton y tal vez su jefe Obama. Todo lo que podamos pensar al respecto, entra en el campo de las especulaciones. Pero si de algo estamos seguros, es que al imperio lo podremos acusar de muchas cosas, menos de ingenuos a la hora de elegir sus diplomáticos. Y Julissa no fue la excepción.
En un vistazo rápido a la realidad uruguaya, saltó a primera vista que este país necesitaba un embajador que hablara el idioma de la casa. Si lograba hablar el idioma "del barrio", mejor aún. De ahí la amistad que cosechó con Mujica. Tratándose de un pais carnavalero y fiestero por excelencia, pudo integrarse enseguida a la farándula oficial y a la no tanto. En una visita a Salto, bailó salsa junto a los alumnos de una escuela. Hizo del Quincho de Varela un lugar ideal, para después de unas copas escuchar al presidente y otros funcionarios, con los oidos que la función requiere. Puso de manifiesto su profesionalismo y flexibilidad, allí donde se ventilan cosas, sobretodo cuando el licor comienza a dejar a un lado la formalidad. Cosas que de otro modo, tendrían que ser de absoluta reserva tratándose de un gobierno en serio. Pero lamentablemente no es el caso uruguayo. Y estos encuentros jamás podrían ser tan exitosos para los intereses de los EEUU, si el idioma fuera el Inglés. Se imagina Ud. Amigo de la Vidriera a esta gente alcahueteando en Inglés? Verdad que suena extraño? De ahí el acierto en la elección de la embajadora. Y es casi seguro, que visto el éxito alcanzado con estas facilidades linguísticas, el próximo embajador también será de habla hispana, que no es lo mismo que un gringo hablando castellano. Los lacayos se sienten más cómodos en la lengua materna, hablan con el corazón y sin necesidad de exponerse al ridículo de usar traductores o hablar un Inglés con los tobillos. Del mismo modo que ciertos sectores del Pueblo uruguayo, encuentra más fácil de entender el idioma de Mujica. Como dice la máxima: "a cada uno según sus necesidades".
Pero no todas fueron rosas en la gestión de Julissa, también hubieron espinas. En ocasión de la famosa gestión humanitaria encargada a Mujica desde los EEUU, en la que se incluían presos de Guantánamo, recibió algunas críticas por parte de Lacalle Pou, lo que la obligó a responder enfáticamente que "los acuerdos alcanzados no fueron suscriptos con Partido alguno, sino con el Estado uruguayo, por lo que gane quien gane, seguirán vigentes" Ya antes también tuvo algún encontronazo con Pablo Iturralde cuando  dijo que tal vez su país, se viera obligado a intervenir en Siria. Bueno, deberemos reconocer también, que es imposible satisfacer a todo el mundo.
Como quiera que sea, su alejamiento será una enorme pérdida para el Uruguay y no menos para el Quincho de Varela. Qué será de los futuros asados sin su presencia, qué de las fotos con Cánepa, qué de las banderitas entrelazadas como símbolo de hermandad entre los 2 paises? Qué nos dirá Fernández Huidobro, que en estos años logró tan buenas relaciones con sus nuevos Amigos? Y todo ello gracias a los buenos oficios, de esta encantadora dominicana. Por supuesto que los Tratados de Defensa no correrán riesgo alguno, por ese lado no hay motivo de inquietud. Pero que se trae bajo el brazo el nuevo embajador? Esa es la pregunta del millón. Por las dudas, ya muchos estarán pensando en pantalones sin cintos o tiradores, para recibirlo.
De todos modos La Vidriera no puede menos que felicitar a esta mujer, por su profesionalismo, por su Carisma, por su encanto seductor y por las simpatías que despertó en nuestro presidente. Una embajador que haciendo abstracción del protocolo, presentaba al presidente como "el Pepe". "Conocés al Pepe, bueno aquí lo tenés en persona" le decía a quienes curiosos, querían conocer a esta expresión folklórica del País. Nada de formalidades inherentes a la función, ella hablaba el idioma que gusta a los subordinados. Ellos quieren que los traten de "igual a igual", para de ese modo sentirse soberanos. Sin embargo no es menos cierto que la diplomacia norteamericana, ya tendrá a mano al embajador para Tabaré Vazquez. Ellos ya saben que necesitan otro tipo de embajador, que se ajuste a estas necesidades. Ya con otro estilo, porque sería impensable e inconveniente, presentarlo al círculo de amistades o a otros funcionarios, como "te presento al Taba". No, aquí se necesita alguien a la altura del profesional Amigo de la Flia. Bush y del Imperio. "Tengo el gusto de presentarles al Presidente de la República O. del Uruguay, Dr. Tabaré Vazquez, será lo que corresponde y él gustoso estrechará su mano a quienes deseen conocerlo.
No quiero terminar estos comentarios, sin antes felicitar la ilustración que El País hizo de la despedida. Mujica en su FUSCA paseando a la embajadora con su banderita, tal vez rumbo al aeropuerto. Simplemente brillante! en otros tiempos lo hubieran ilustrado con el Embajador ruso, y la hoz con su martillo. Pero los tiempos cambiaron y hasta el diario El País se solidariza con nuestro presidente, en estas horas difíciles. Puede un ex-guerrillero recibir mejor homenaje?

No hay comentarios:

Publicar un comentario