miércoles, 12 de julio de 2017

Morir sin autorización




por Hugo Bruschi en el Año de la Organización

Por primera vez sentimos que la indignación no nos permite pensar claro, que no encontramos las palabras, que en definitiva poco importan, pues escribir ya no resuelve nada. La realidad ya supera todo lo previsto por La Vidriera desde tiempo atrás. Los argumentos y las explicaciones, ya no pueden ocultar esta tragedia: EL PAIS ESTÁ EN MANOS DEL DELITO Y DE LOS DELINCUENTES.

Hoy pagó con su vida un humilde funcionario policial vilmente asesinado, un uruguayo como tantos que seguramente, estaba redondeando el sueldo para mantener su hogar. Nadie hace horas extras por placer. Y en medio de esta tragedia que costó la vida de un laburante, un alto funcionario del Ministerio del Interior nos dice que "estaba realizando tareas no autorizadas". Hermoso argumento para quienes quieren ocultar la realidad, pues ahora el tema ya no será la violencia sino un problema administrativo. Y si en lugar del policía "no autorizado", el muerto hubiera un cliente, un vecino del barrio, que le hubiera dicho, acaso que debió comprar en otra pizzería? Y estas infelices declaraciones en boca de un antiguo "revolucionario", surgen precisamente en medio del dolor y la impotencia, la bronca y la amargura. Ya la vida no vale nada y cualquiera en cualquier lugar, puede ser víctima mortal de la irracionalidad de algún drogado con un revólver en la mano.

La Sociedad uruguaya ha pasado a ser rehén del delito y sólo los que intentan disfrazar la realidad podrán argumentar que "la derecha" esto, que "los rosados" lo otro. Yo no compro versos y el que quiera engañarse, que tenga mucha suerte.

Vayan nuestros más sentidos pésames para esa familia destrozada, la de ese policía, la de ese uruguayo que autorizado o nó, estaba asegurando el bienestar de sus hijos. Y a quienes sigan explicando las muertes por estar en" lugares equivocados", "por falta de precaución" y otros adornos, les decimos desde esta página: Ojalá que nunca tengan que llorar a un hijo u otro ser querido.....








No hay comentarios:

Publicar un comentario