viernes, 8 de abril de 2016

Acuérdate! (para la hinchada: acordate)


por Hugo Bruschi en el Año de la Resistencia.

HACE MUCHOS AÑOS........tantos que ni me acuerdo el nombre de los personajes, pero sé que se trató de 2 hermanos changadores ellos -trabajadores informales que le dicen - que se ganaban un peso en lo que fuera. Un buen día la diosa fortuna se acordó de ellos y acertaron las 3 cifras. Y había que festejarlo. Así fue que compraron 3 kilos de ravioles, algunos chorizos para el tuco, algunos tomates bien maduros y un poco de aceite. Por supuesto que para animar la fiesta no podría faltar el "nacho", por lo que compraron una damajuana de 10 litros. Poco a poco fueron llegando los invitados hasta aquella humilde vivienda, sí es que generosamente podríamos llamarla de este modo. De pronto percibieron que no tenían olla en donde hervir el agua para los ravioles. Se acordaron que en el fondo, entre tantas cosas que juntaban, tenían una lata de 20 litros que en un tiempo pudo contener aceite y no se sabe como había llegado hasta allí, pues ellos no lo consumieron precisamente. La llenaron con el agua necesaria y la pusieron al fuego. Sólo sería cuestión de esperar que hirviera para echar los ravioles. El tuco estaba pronto y una vez los ravioles en el agua, sería de esperar unos minutos y ya estarían comiendo como Dios manda o mejor dicho la Diosa. Sirvieron la comida en una mesa improvisada con un caballete y algunos platos compartidos, dado que no alcanzaban para todos. En determinado momento, uno de los comensales le dice a uno de los hermanos: " Flaco, te acordás cuando andábamos mal?"

Al igual que aquellos amigos de infortunios que recordaban horas amargas, y hoy podían disfrutar de una raviolada a la lata por falta de olla, el Progresismo uruguayo apela a la memoria de la gente para hacerles entender que ahora estamos mejor, ahora seguramente han podido comprarse una olla. Y aunque este miserable argumento, esta burla a las necesidades de la gente nos cauce indignación, funciona como anzuelo para mucha gente que desconoce sus derechos y acepta como regalo, lo que le corresponde por derecho. Acordate de los Blancos y los Colorados....Votá por nosotros!!!

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos progresistas por dar satisfacción a sus clientelas, no se puede conformar a todo el mundo. Ya andarán diciciendo por ahí: "ahora tenemos ollas, pero nos faltan los ravioles". Se da cuenta Ud. Amigo de La Vidriera, hasta donde puede llegar la ingratitud de la gente, que sin pensarlo le está haciendo el juego a la derecha?


No hay comentarios:

Publicar un comentario