domingo, 5 de marzo de 2017

El voto que el alma denuncia




por Hugo Bruschi en el Año de la Organización

No estoy seguro, pero creo que la frase pertenece a Mario Benedetti; de estar equivocado le pedimos disculpas Don Mario. Como quiere que sea, esta afirmación nos lleva a preguntarnos que mecanismos juegan a la hora de votar, de elegir a quienes nos habrán de gobernar. Personalmente no recuerdo elección alguna, en donde la gente haya votado por un programa, por lo que los Partidos bien podrían ahorrarse esas horas perdidas, elaborando versos que nadie leerá. La gente vota por simpatías o por castigo. Por simpatías producto de muchos ingredientes: la tradición familiar, el agradecimiento a quien nos dió el empleo y hasta se vota por la "pinta" del candidato. "Parece un hombre sincero", "me encanta como habla" o "Qué tipo elegante, mama mía!". Y en este escenario casi carnavalesco, se decide la suerte de un país y una simple mayoría decide la suerte de quienes no se suman a la farsa.

Es de justicia aclarar también, que de aquellos colores "fundadores de la Patria", como gusta decir a quienes viven de este negocio, sólo queda uno pues el otro está tan desteñido, que ya se confunde con algún otro que está de moda. No es para nada casual que muchos de este Partido hayan pedido pase o están en vias de hacerlo.Así que hoy por hoy, tenemos sólo 2 serios aspirantes al campeonato de las urnas. De ganar uno de los "fundadores de la Patria", tendríamos un cambio de colores para continuar en lo mismo. QUE VOTA LA GENTE ENTONCES? Bueno, en estos casos la gente no vota a favor sino en contra. La gente cansada ya de estos verseros, hace lo que hizo en el pasado sacando del gobierno a los que ahora volverán a votar como la gran esperanza. Parece de locos verdad? Bueno mi amigo, este es el juego y al que no le guste que se vaya. El problema es adonde....antes nos enviaban a Rusia o Cuba, ahora adonde nos enviarán?







No hay comentarios:

Publicar un comentario