lunes, 16 de enero de 2017

Hagan juego, la casa es seria




por Hugo Bruschi en el Año de la Organización.

Cierta vez consultado Juan D. Perón acerca de su popularidad y el éxito alcanzado por el Justicialismo, respondió palabras más o menos: "No es por ser mejores, sino porque nuestros rivales son peores". O sea que tanto ayer como hoy, es sabido que los pueblos toman nota de virtudes y defectos a la hora de elegir. Pero qué pasaría si no existieran "los malos", con quien nos compararíamos? Qué pasaría si tuviéramos que mirarnos al espejo, a quien le echaríamos la culpa?

Traigamos a la discusión el caso uruguayo por ejemplo, allí donde los hinchas del FA tienen como argumento de peso, "los otros son peores" y siguiendo con el razonamiento pondremos en la balanza quien es más vendepatria, quien es más alcahuete del imperio, quien es más o menos corrupto. En caso de empate, no se sabe aún como reaccionarían. Ni que hablar si la balanza nos juega una mala pasada en el ranking de la corrupción. Bueno, tal vez el fanatismo de los ignorantes y el sueldo de los que están bien ubicados, seguirán como toro al trapo rojo, embistiendo lo que encuentran a su paso aunque sea una pared.

Así que como Uds. podrán apreciar amigos de La Vidriera, unos y otros se necesitan. Lo grave sería que uno de ellos desapareciera, que haría el otro? Pongamos como ejemplo sencillo un avión llamado Capitalismo al que le quitáramos una de las alas......que pasaría? Bueno, se iría a la mierda claro está. Vió como se necesitan aunque a Ud. le hagan creer que se odian? Vió que todo forma parte de una representación teatral? Pero claro, para mucha gente no es lo mismo ser meado por "la derecha" que ser meado por "la izquierda". Nos habremos convertido en una Sociedad de masoquistas?







No hay comentarios:

Publicar un comentario