sábado, 28 de marzo de 2020

Será entre todos o no será....




por Hugo Bruschi

Si el nacimiento de Cristo se toma como referencia para explicar los tiempos históricos, también el Corona Virus nos dejará un antes y un después, y desde ese entendido nos estudiarán las próximas generaciones. En una nota anterior, tratamos de explicar este fenómeno y por ello dijimos: YA NADA SERÁ IGUAL.

Esta pandemia, que para los uruguayos aún no ha comenzado ni manifestado en toda su magnitud, dejará como enseñanza que solos y divididos seremos fácil presa del Corona así como de otros virus que también matan, pero que atacan con mayor furia a los paises débiles, a las economías dependientes, a las colonias del capitalismo, entre ellas Uruguay. Qué hubiera pasado por ejemplo en Alemania, si luego de la segunda guerra mundial y con un país destruido por las bombas, con una economía en ruinas, los Partidos o la gente se hubieran entretenido en acusaciones mutuas o en exigencias imposibles de cumplir? Qué hubiera sido de Alemania enfrentada por obra y arte de falsos representantes sentados en 2 sillas?

Las pérdidas del capitalismo, son sencillamente monstruosas al romperse la cadena producción-venta. La última depresión y la crisis financiera-banquera ha sido superada en miles de millones de dólares. Las industrias están paradas y sus trabajadores en el Seguro de Paro, los servicios otro tanto y la cadena es interminable, desde el avión que no vuela hasta el taxista que espera algún pasajero que no llega. Y quien creen Uds. que pagarán estás pérdidas y lo que perdieron de ganar? Lejos de agonizar, el capitalismo ya está preparando la forma de recuperar sus ganancias y el tiempo perdido. Y lo que nos espera no es difícil de adivinar: Desocupación en el orden de un 50% en donde lo que quedan tendrán que rendir por lo que no están; desaparición de las pequeñas empresas o emprendimientos que serán absorvidos a precio de remate y por supuesto, medidas para frenar el descontento que puede acabar en un estallido social de imprevisibles consecuencias. Se multiplicarán los "MIDES" a lo largo y ancho del mundo, para mejor amortiguay y controlar a las víctimas del sistema que tiene que seguir funcionando como sea. Y dentro de ese panorama, también nosotros tendremos que reinventarnos y adaptarnos a la nueva realidad, a conocer el campo en que tendremos que movernos. Y ya no habrá lugar para la promesa fácil que nunca se cumple, ya no espacio para las mentiras, ya no habrá lugar para los vendedores de versos ni elaboradores de estadísticas, ya no para las viejas estructuras partidarias, que funcionan como corrales de ganado, ya no para la prensa corrupta que publica mentiras y oculta verdades.

Y no será tarea fácil, pero los nuevos tiempos nos irán marcando el sendero. Como decía don Atahualpa Yupanqui: "con los tumbos del camino, se entran a torcer las cargas, más es ley que en huella larga deberán acomodarse, y aquél que llegue a olvidarse, las ha de pasar amargas"











No hay comentarios:

Publicar un comentario