jueves, 5 de marzo de 2020

Me da su permiso sr comisario?



Por hugo Bruschi


Se avecinan tiempos muy difíles para el libre pensador, entendiéndose por ello a todo aquél que eligió equivocarse con su propia cabeza, a acertar con ideas prestadas. Serán tiempos en los que deberemos exponernos a la censura por el sólo hecho de no agradar al censor.

 Como en una dictadura, quien escriba sus opiniones estará pensando: pasará la nota, le agradará a fulano o mengano? La Sociedad está dividida entre "Buenos y Malos" y pobre de aquél que no quiera entrar en ese juego. Todo será juzgado desde esa óptica y una palabra, así como una coma o un acento, te podrán ubicar de un lado o del otro. De la noche a la mañana pasarás a ser "un oligarca puto" o "un zurdo de mierda". 

Ya vimos algunas escenas abominables el día de la asunción del nuevo gobierno, escenas propias de un clásico, pero que jamás tuvieron que registrarse en otros ámbitos. En donde una colectividad política -nos guste o nó - saludaba el paso de su Presidente - nos guste o nó - porque esa es la Democracia tan invocada en otras ocasiones, en aquellas que les conviene a sus intereses, no a los del pueblo claro está. 

Hinchadas fanatizadas operando en las redes sociales se sienten en el derecho de usar la tijera o la mordaza, cuando alguna opinión no es de su agrado. Los hechos serán juzgados del mismo modo y un corrupto lo será, si es del equipo contrario, si es de los nuestros hay que defenderlo como sea. Las patoteadas y amenazas invitando al silencio son moneda corriente. Ya lo señalaba José Ingenieros en su HOMBRE MEDIOCRE, cuando describía el gallinero asustado ante el vuelo majestuoso del águila que lo contemplaba desde las alturas. Sí, amigos de la Vidriera Irrespetuosa, ahora algunos investidos de Comisarios Políticos decidirán que se puede decir y que nó. La Vidriera no pide permiso, no pierdan el tiempo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario