sábado, 11 de febrero de 2017

Histeria vs sentido común




por Hugo Bruschi en el Año de la Organización.

Nunca fue fácil nadar contra la corriente, de ahí que "si la murga se ríe, uno se debe reir". Sin embargo hay circunstancias en la vida donde sumarse al Coro es faltarse el respeto a sí mismo. En estos últimos días, ha cobrado notoriedad un hecho ocurrido en la persona de una periodista. A estar por sus declaraciones, todo habría comenzado con la visita a una Comisaría en busca de información acerca de un homicidio ocurrido en Verdisol. Allí fue tratada con desdén y hasta de malas maneras por un funcionario que hace mal uso de su uniforme. Nada que nos asombre por otra parte. Al otro día de registrado este episodio, la periodista y su esposo regresaban desde El Pinar, cuando fueron atacados por 2 individuos en moto quienes le efectuaron un disparo que hizo blanco en el automóvil. Y a partir de entonces, se desata toda una polémica que va desde "el atentado a la Libertad de expresión" hasta el intento de "asesinato".

Dejando de lado las distintas versiones en torno al caso, y también las ofrecidas por la periodista tal vez como resultado de su nerviosismo, nadie se ha preguntado con seriedad qué motivos pueden existir para ese "atentado"? Nadie se preguntó porqué se vincularon en forma irresponsable, una visita a la comisaría con un intento de "asesinato" posterior? Hay alguien que con sentido común pueda relacionar estos 2 hechos? La periodista se apresuró a decir que no puede afirmar que estos hechos tengan relación, pero entonces porqué antes de relatar lo sucedido en la calle, relató lo sucedido en la Comisaría durante su visita? Es evidente que aquí estamos ante un intento de rapiña como se suceden todos los días, la diferencia estriba en que esta vez le tocó a un periodista. Ellos tiraron para avisarle que la cosa iba en serio y para que detuviera el vehículo y así poder robarlos. Ella aceleró y se los pudo sacar de encima hasta que encontró un patrullero. Si se hubiera tratado de un trabajo por encargo, le hubieran vaciado el cargador y hoy era boleta.

A riesgo de como dice el tango "me bauticen gil", no puedo menos que expresar lo que el sentido común me dicta. Además y esto hay que tenerlo muy en cuenta, cuando hacemos alguna denuncia o acusación, tenemos que dejar de lado "el todo vale" porque no es moralmente aceptable. NO TODO VALE. El Ministerio del Interior ya tiene suficiente con su mala gestión y no es preciso agregarle nada. Otra periodista dijo en sus comentarios, que a lo mejor la bala no iba destinada a ella, sino a su esposo que fue militante del MLN. Esto es demasiado......Cuidado con estas cosas porque nos puede pasar lo que al pastor mentiroso: cuando vino el lobo, ya nadie le creyó......






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada