jueves, 4 de agosto de 2016

Entradas agotadas

por Hugo Bruschi en el Año de la Resistencia

 Juguemos en el bosque ahora que el lobo no está! Lobo estás? Y el lobo apareció.....y se los comió. Una vez acabada la función, los padres debieron explicar a sus hijos tristes, que todo se trataba de una obra de teatro y que el lobo así como sus víctimas, sólo eran actores que volverán la próxima función vivitos y coleando como se dice. Una y mil veces si fuera menester, pues mientras haya público aplaudiendo el negocio está asegurado. Esto es lo que tiene de bueno el teatro quien al igual que la pantalla, nos puede trasladar por un instante a escenarios de fantasías y hasta nos sentiremos parte de la misma. En un país fiestero como el Uruguay, siempre habrá público dispuesto a participar de estos espectáculos, por lo que las autoridades siempre sensibles al reclamo ciudadano, les ofrece de vez en cuando alguna función previo aviso en cartelera. NO SE LO PIERDA!!

Los titulares de los principales medios informativos, no se hicieron esperar: "Golpe parlamentario" "Un grupo de rebeldes se niega a dar el voto". Bueno, por suerte están desarmados, me comentó una vecina angustiada por los acontecimientos. Traté de calmarla y explicarle que todo se trataba de un simulacro de rebeldía, que era una puesta en escena para tantear a la opinión publica, que estaban practicando la mejor forma de recaudar futuros votos, pero no me escuchó. Qué se puede hacer en estos casos sino callarse la boca?

Felizmente los rebeldes fueron reducidos o mejor dicho conminados a entregar sus armas - en este caso el voto - y todo volvió a su cauce normal. Se integraron nuevamente al grupo oficial y aquí no ha pasado nada. Como dice el cuento: Colorín, Colorado, este cuento se ha acabado.

Díganme amigos de La Vidriera si no es hermoso vivir en un país así? No será el país de Alicia, pero no deja de ser maravilloso. Un país en donde siempre hay motivo para el festejo y la alegría, donde todos los días hay algún encuentro de trabajadores en las Puertas mismas del Palacio de las leyes, llegados hasta allí para saludar a sus elegidos. Porque sólos no llegaron hasta allí verdad? Alguien los voto.... En un país donde los ministros inauguran una parada de bus o mejor dicho la garita que resguarda al pasajero del frío o de la lluvia. En otros paises los gobernantes ni se enteran que se inauguró una escuela, una carretera o un puente y si lo llegan a leer en la prensa lo toman como algo normal, no como una excepción a festejar. Pero aquí somos más sensibles, aquí les acercamos la tijerita para cortar la cinta y les pedimos autógrafos. Ahora entiendo porqué los europeos - según Mujica- quieren venir a vivir aquí. Conoce Ud. en su barrio algún europeo recién llegado? Bueno, llegue hasta su casa con un ramo de flores y deséele una buena vida en el Paraiso celeste.







No hay comentarios:

Publicar un comentario