lunes, 8 de agosto de 2016

La diarrea ideológica

por Hugo Bruschi en el Año de la Resistencia

 Hacía años que no se veian, tal vez desde aquellos difíciles,donde compartieron clandestinidad y noches durmiendo con un ojo solo. Se volvieron a ver en forma casual y la alegría no tuvo límites. Pero uno de ellos tenía algo urgente que resolver, por lo que se despidieron no sin antes acordar un nuevo encuentro en algún boliche. Así fue que se volvieron a encontrar y la curiosidad por saber el uno del otro, no se hizo esperar.

Contáme, que fue de tu vida? Mirá, yo me fui de noche por la frontera ayudado por un baqueano de la zona, llegué a Porto Alegre y desde allí conseguí un contacto en Rio. Luego de algunas semanas estaba en Suecia, sacado por Naciones. Y vos? Bueno, yo por suerte salvé el pellejo en BS.AS. en la etapa dura de los secuestros y pude salir para México. Volví y aquí estoy. Y en que andas ahora? Mirá, estoy jubilado. Con la PER? Nó, por años de trabajo. Todos aquellos que fueron despedidos de la Administración Pública tuvieron derecho al reintegro o en su defecto a la jubilación si es que registraban 10 años de trabajo. Yo tenía 20 así que todo salió rápido y además querían llenar los cargos con nuevas clientelas. Y tú, qué es de tu vida al día de hoy? Cuando iba a responder, le dice: perdoname,pero tengo que ir al baño. Pasaron algunos minutos y vuelve pálido y sudoroso. Pasa algo? Sí, hace tiempo que ando con unas diarreas impresionantes que me condicionan la vida, ya no me animo a salir a la calle, es realmente paralizante. Y has ido al médico? Por supuesto, me han hecho de todo pero sigo igual. Ahora me han dado un pase al psicólogo. Al psicólogo? Sí, sospechan que lo mio es psíquico, así que vamos a ver que pasa....Se despidieron y quedaron de verse nuevamente.

Llegó el día y volvieron a compartir mesa y algunos whiskeys para poder seguir charlando. Bueno, contame como te fue en el psicólogo. Mirá, me dijo que tengo un complejo. Y dijo que mi problema radica en mi cabeza, que mientras no ordene mis pensamientos y viva una vida real lejos de las fantasías, el problema persistirá. Ahora, luego de algunas sesiones, me siento mucho mejor. Bueno, menos mal que no era nada importante, es decir algo grave, tú me entendés. Así que por suerte no te cagás más? Nò, cagar me cago igual, pero el complejo me lo sacó...... A esta altura el compañero ya no entendía nada, por lo que decide preguntarle: Estás en algo, militando o algo así? Sí, yo siempre estoy en la misma. Qué es la misma? Bueno, yo sigo estando con los viejos compañeros a quienes hay que seguir apoyando. Decime una cosa, le pregunta...Tú vas a las marchas por los compañeros desaparecidos o muertos en tortura? Por supuesto!! no falto jamás. Entonces como podés militar al mismo tiempo en un Partido,que se ocupó todo el tiempo de obstaculizar los reclamos y además defender a quienes cometieron crímenes de lesa humanidad? Las cosas no son tan sencillas como tú las planteas, no podemos regalarle espacio a la derecha. Tú no crees que más allá de derechas e izquierdas, esto es una cuestión moral? Tú no has notado como izquierdas y derechas coinciden en este tema y todos homenajean al "compañero" que se fue, fiel militante de la impunidad?

Mirá, antes de despedirme te quiero dar un dato que te puede ayudar con esto de las diarreas. Tú bien sabes que allí donde la ciencia no tiene respuestas, siempre quedan otros recursos vinculados a la fé. Conseguí un contacto con algún Pai de Santo. Si no conocés alguno, en la Comisión de la Verdad que instaló el gobierno, trabaja una chica que te puede ayudar. De lo contrario podés viajar a Bahía que según dicen los entendidos, radican los más competentes en la materia, en cuestiones que la ciencia no puede resolver. Hablá con el Mau-Mau que seguramente conoce algún terreiro o templo de Oxalá.

Pasaron algunas semanas y se volvieron a encontrar. Fuiste al Pai, encontraste algún terreiro? Sí, fui y me preguntó de todo. Qué comía, que bebía, que amigos tenía, que motivaciones en la vida, etc. Luego de 3 semanas me dijo que mi problema tendría que ser resuelto por los poderes divinos, dado que tenía una mala formación de nacimiento. Tan grave es la cosa? Sí, me dijo que tengo el cerebro conectado al intestino grueso y me aconsejó no pensar en público. A todo esto, el amigo ya no sabía que decirle.......





No hay comentarios:

Publicar un comentario