sábado, 13 de diciembre de 2014

Se consumó otra estafa y van......


por Hugo Bruschi en el Año de la Dignidad

El titular no tendría que sorprender a nadie, todos los días de un modo u otro, somos víctimas de algún engaño. Desde el amor hasta en la amistad, desde el taxi que nos pasea, hasta la factura del agua o de la luz. Estamos acostumbrados y lo único que resta es tener los ojos bien abiertos todo el tiempo, aunque es justo reconocer que no siempre alcanza. Vamos al Supermercado y tomamos todas las precauciones. Fecha del producto y procedencia. Y si la fecha fue alterada, cómo lo sabemos, acaso por el sabor? Si nos envían una factura por tantos Mts.3 que no consumimos?  "Ah! Ud. debe tener una pérdida de agua en algún lado. Controló las canillas y el water?"

En términos generales, podríamos afirmar que somos parte de un juego, en donde siempre perdemos. Y la Mosqueta por ejemplo, siempre cobrará alguna víctima que deja el sueldo, a pesar que le avisamos. Mirá que es joda!! Y el Cuento del Tío, que ya no vende buzones ni máquinas de hacer billetes de 1000, pero que capta sus víctimas en los lugares más insospechados. Y a pesar que sabemos todas estas cosas, que somos conscientes de vivir en un mundo de jodedores y malandras disfrazados de "gente bien" y de saber que esto forma parte del sistema capitalista, siempre entramos por el aro. Es evidente que no estamos preparados aún, para protegernos de la estafa colectiva. Y lo que es peor aún, muchas veces aplaudimos al que nos estafó.

En estos últimos días ricos en  ejemplos de esta naturaleza, se llevó a cabo una nueva estafa a las espectativas de la gente que votó por un presidente, sin sospechar que al mismo tiempo estaría votando por quien no quería votar. Parece cosa de locos, pero es la realidad. El Sr. Fernández Huidobro, quien apenas alcanzó 8000 votos en un padrón de 2.000.000 y pico, acaba de ser confirmado por el Dr. Tabaré Vazquez como el futuro ministro de Defensa Nacional, contrariando seguramente la voluntad de mucha gente que lo votó. Queremos creer que así es..... Aceptarán sin decir nada, a este oscuro personaje de la política uruguaya? Sellarán con su silencio, la suerte de tantos uruguayos que aún no aparecen? Podrá este nefasto personaje seguir amparando criminales? Cuántos de los que hoy callan, seguirán yendo a las marchas del silencio para quedar bien con sus conciencias?  Mereceremos seguir llamándonos orientales?

Todo parece indicar que aquí, no pasará nada y que el Pueblo convocado a legitimar estas cosas cada 5 años, mirará para otro lado dando muestras de indiferencia ante el dolor ajeno y hasta de la propia justicia. Haciéndose cómplice sin saberlo tal vez, de violaciones, torturas, robos de niños, desapariciones, etc. aún no juzgadas y en donde los responsables se pasean entre nosotros, con total impunidad. En donde en forma descarada y sin escrúpulos, se persigue a los funcionarios dignos que tenían en sus manos, precisamente estos expedientes. Nada nos lleva a pensar, que quienes votaron por Tabaré Vazquez, lleguen a pedirle cuentas por un ministro que aprueba y defiende la "buena conducta" de un violador y asesino responsable de por lo menos, 20 muertes.

Estaremos asistiendo al colapso moral de toda una Sociedad, estaremos tocando el fondo en materia de principios, que aceptamos complacientes, que ciertos crímenes deben seguir impunes para no irritar a los militares? La Vidriera no alberga muchas esperanzas, pero basta que haya un sólo crimen, una sóla desaparición, una sóla violación a mujeres indefensas, una sóla tortura sin juzgar, para seguir con las ventanas abiertas, al servicio de la verdad y castigo para los culpables.



No hay comentarios:

Publicar un comentario