viernes, 3 de mayo de 2019

Los tribunales de conducta




por Hugo Bruschi

El Presidente de Uganda quiere prohibir el sexo-oral, porque sostiene que la boca se hizo para comer. No sabemos si la medida incluye la bebida que como el agua, es vital para la vida. O si también alcanza a los recién nacidos, por su porfiada costumbre de mamar. Tendrán que comerse la teta de la madre para escapar al decreto?

Por suerte este tipo de prohibiciones se registran lejos de nosotros y además por ser un problema africano tendrá poca difusión y de haberla, será para la joda. Como quiera que sea, existe un sector que se perjudica directamente con la medida: La prostitución que ve amenazada una de las fuentes que generan mayores ingresos. Esperemos que la medida jamás llegue al Uruguay, aquí la desocupación ya registra datos alarmantes como para agregarle más gente al Seguro de Paro.

Ahora bien, en materia de prohibiciones no le cedemos la derecha a nadie. A la sal en los restaurantes (no en los supermercados y sus envasados), ahora se suma la prohibición de simular fumar en el teatro. En el cine no hay problemas porque la costumbre viene desde Hollywood que como sabemos fuma bien de bien.

Así que a partir de ahora queda prohibido simular. Cuando llegará la prohibición de simular lo que no se es o simular luchar por lo que en la práctica se niega? En tal sentido los uruguayos dictamos cátedra en la materia. Simulan ser de izquierda y funcionan para los bancos y las multinacionales de la depredación ambiental. Simulan luchar por los DDHH y por Juicio y Castigo a los Crímenes de Lesa Humanidad cometidos en el pasado y al mismo tiempo trabajan para evitarlo.

Pero eso sí y que lo sepa el Mundo:SOMOS AMANTES DE LA VERDAD....y en tal sentido ya se registró un encuentro que curiosamente tuvo poca difusión, encuentro que contó con la participación de todo el espectro político, sindical, mediático y con un invitado de honor: ENRIQUE IGLESIAS, representante de los bancos y del Grupo Bildenberg. Qué tipo de información temen estos ilustres ciudadanos? Cabe asimismo aclarar que como en todo evento no faltó la parte humorística: Entre la gente preocupada por las noticias falsas, se encontraba Topolansky con el título bajo el brazo para evitar las dudas. Así que pronto tendremos un TRIBUNAL DE HONOR A LA VERDAD que juzgará que es cierto y que nó, que se puede decir y que se debe prohibir. Y esto no es simulacro mis amigos, ésta es la realidad que estamos viviendo.










No hay comentarios:

Publicar un comentario