martes, 20 de febrero de 2018

La masturbación




por Hugo Bruschi Recuerdo que un día entró un veterano al vestuario y nos dijo: "al que se hace la paja, le sale un pelo en la mano" y todos nos miramos las manos al mismo tiempo. Era la prueba irrefutable... y eran otros tiempos, aquellos de la ingenuidad, de la adolescencia de los 13 o 14 años, de los que aún no habíamos "debutado" como se acostumbra decir.

Por supuesto que todos soñábamos por las noches con la más linda del barrio. Quien no haya vivido esa etapa, o quien no haya visitado un "quilombo" o "keko" como le decían, nació ya viejo.

Con los años también aprendí, que la masturbación puede también trascender los límites del baño o de la cama, para instalarse en otras actividades ligadas al pensamiento no pecaminoso.

En estos días la Sociedad ha sido conmovida, debido a la muerte de inocentes,, que nada tienen que ver con el narcotráfico o la delincuencia. Y también hemos asistido a las opiniones de los que la tienen "clara", de los que conocen las causas de tantos males y también su solución. Y por si fuera poco nos citan a Marx-Engels y otros tantos pensadores y filósofos del pensamiento. Y estos nuevos eruditos coinciden en que la culpa de todos los males se llama Capitalismo y que sólo con su caida podremos volver a ser felices. Además nos hablan con tal autoridad, que quedamos reducidos a unos pobres ignorantes que ignoramos dichas causas.

O sea que la masturbación, también puede ser intelectual. El problema consiste en que mientras estos pajeros siguen haciéndole la paja a las cosas, la gente sigue matándose en las calles, la droga manda y quien tenga más balas será el" nuevo patrón de la vereda". Qué le diremos al niño de 8 años que perdió su madre, acaso que espere la caida del capitalismo? Porqué en lugar de masturbarse con teorías a largo plazo, no se esfuerzan por encontrar una salida ya, a este caos que estamos viviendo. Por lo menos para intentar aliviar a la población de tanto miedo, de tanto dolor. Piénselo amigo intelectual......










No hay comentarios:

Publicar un comentario