jueves, 22 de febrero de 2018

Juegos peligrosos




por Hugo Bruschi

El llamado conflicto agrario, de grandes, medianos y pequeños productures, está polarizando a la Sociedad uruguaya, entre los que ven a la protesta como una jugada política de la "derecha" y entre quienes se esfuerzan por entender la problemática y estudian los distintos intereses en juego. Que por supuesto no son los mismos entre pequeños productores o colonos, que los de los grandes propietarios que arriendan sus campos y viven en Punta del Este o en Carrasco. Unos quieren más ganancias, otros buscan subsistir para no tener que abandonar el campo y venirse a la ciudad a correr la suerte conocida. Y en esta compleja situación, ya hay gente que ve como enemigos a los sectores agropecuarios. Y están dividiendo al campo de la ciudad.

No nos olvidemos que se acercan las elecciones y ya todo se analiza o juzga, vaya a saber uno con qué intenciones y se agitan fantasmas. Hay gente fanatizada y temerosa de perder la ayuda social o alguna pensión trucha, en caso de ganar "la derecha" y esto se lo han hecho saber de forma muy sutil. Y esta gente está siendo usada. También ha quedado de manifiesto, que se usarán todos los métodos al alcance, incluidos golpes bajos para confundir y debilitar el reclamo de los productores. Ya hemos visto como desde la misma Presidencia en un hecho inusual, se han publicado datos personales de un colono que no puede pagar. Qué más allá de si como dice la presidenta de Colonización, se trata de datos de estado público, esa información tuvo como intención desacreditar al colono en un acto que si fue o no legal, no es digno de un Presidente. Un Presidente que tendría que mostrar grandeza ante la crítica y no caer en pasiones subalternas que sólo conducen a su desprestigio como presidente de todos los uruguayos. Máxime cuando jamás ha dicho palabra alguna, sobre otros casos en donde no se trata de una cuota sin pagar o de diez, sino de millones de dólares debidos, y que sin embargo recibieron nuevos préstamos.

O sea que a partir de ahora todo vale, este gobierno jamás aceptará su fracaso en su política hacia el campo productor de alimentos. Política destinada a beneficiar a las grandes corporaciones e inversiones extranjeras libre de carga fiscal. Y en este caos se sigue enfrentando al campo con la ciudad. Nadie se habrá puesto a pensar de donde proviene la comida que llevamos a la mesa? Qué pasaría si todos los pequeños productores y colonos sucumben ante las grandes empresas, acaso nos alimentaremos de soja o eucaliptus? Piénselo amigo, no estaría demás......











2 comentarios:

  1. IMpecable!, y ya lo comparto. Que a la hora de aclarar, todo resulta poco.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Ojo. Porque más allá de la violación de ley de datos y que el hombre no pagaba nada desde 2008, hay algo que llama poderosamente la atención en esta situación. Y es la mala gestión del INC, en materia de control, seguimiento, apoyo y forma de adjudicación de la tierra..., como quién reparte caramelos...!!! Esto habla a las claras de la falta de un proyecto de país productivo por la adopción de un modelo económico digitado desde fuera, para beneficio y privilegio de unos pocos y en detrimento de los verdaderos intereses nacionales y del pueblo en general. Perdamos la tierra y el agua, por glifosatos, proyectos mineros, eucaliptada y pasteras..., y cerrá y vamos porque no queda nada.

    ResponderEliminar