lunes, 19 de febrero de 2018

Fallecida por la espalda




por Hugo Bruschi

Las palabras tienen la porfiada costumbre de desvelar que intenciones guarda quien las pronuncia. Porque hay hechos o determinadas circunstancias, en donde no caben 2 puntos de vista o varias interpretaciones. Sobretodo en estos tiempos en que las cámaras o los celulares registran lo ocurrido.

Hubo un tiempo en este país, en donde los estudiantes comenzaron a fallecer. De infarto, de cáncer, de gripe? Nó, hubieron quienes fallecieron de calibre 22 con mira teléscópica como lo fue el estudiante HEBER NIETO asesinado en la Escuela Industrial que funcionaba en la Calle Arenal Grande. Le dispararon desde un edificio cercano ,con un rifle donado al Uruguay por gentileza del Imperio.

Era muy común por entonces encontrar titulares - y no siempre de la derecha- que daban cuenta de estos "fallecimientos" por exceso de plomo. El diario EL POPULAR se debe acordar seguramente.

También se hablaba de "enfrentamientos con el saldo de un muerto y varios heridos" El Muerto en cuestión presentaba una herida de bala en la espalda, por lo que de los enfrentamientos mencionados deberemos dudar.......Fue un tiempo también en que para ese diario de izquierda, no existían presos políticos. Mucho hubo que luchar al seno de la CNT para lograr que incorporaran "Libertad para los presos políticos" en su plataforma reinvindicativa. Aún en nuestros dias se habla de presos a partir del 28 de Junio de 1973. Es que antes no habían presos?

Parece que en estos días, vuelve a estar en el tapete alguna forma intencionada de ver las cosas, de analizar determinados hechos. Parecería que hay gente interesada en vendernos una imagen, que no se corresponde con la realidad. Se emplean palabras que confunden a la gente. Porque yo no puedo decir "fallecida" en lugar de asesinada por la espalda. Y yo tampoco creo en las casualidades, porque esas casualidades ya las viví hace muchos años......









No hay comentarios:

Publicar un comentario