martes, 3 de febrero de 2015

Una aventura muy peligrosa


por Hugo Bruschi en el Año contra la Impunidad

Lo intentó Napoleón sin éxito. Luego Hitler - tal vez obligado por las circunstancias y no por ignorante - siguió sus pasos y dejó medio ejército en la empresa. Ahora la NATO parece internarse en la aventura y para ello se vale de algunos gobiernos dispuestos a la misma.
Y esto tendría que ser un tema de reflexión, para quienes hoy quieran volver a intentar estas descabelladas aventuras, que ponen en peligro la Paz y arrastrando a Europa a través de sus lacayos, a una escalada muy pero muy peligrosa.

Serán las enormes reservas petroleras o de gas, que los empuja al emprendimiento? Algo de esto tiene que haber, dada  la intensidad de los ataques, que por ahora - tendientes a debilitar económicamente a través de "sanciones", seguidos de actos de provocación como lo es la injerencia descarada en Ucraina. Ayer se informó que Obama estaría considerando un envío de armas al ejército de Ucrainia para aplastar a otros ucranianos. Se habrán enloquecido, que ya no perciben su propia tumba?
Creerá esta gente que Rusia es Irak, Libia, o Agfhanistan, por mencionar algunos paises agredidos?
Una vez caido el famoso muro de Berlín que separaba el mal del bien, hubo un período de distensiones, signados por las buenas relaciones entre Gorbachov y el Imperio. Luego vino Yeltsin y entretuvo al mundo con su buen humor y la prensa lo usó para ridiculizar la política rusa. Fue suficiente que apareciera en escena un hombre serio, para que ahora esa misma prensa,lo muestre como un "Hitler" y volvamos según ellos y por su culpa, a los tiempos de la guerra fría, aunque ahora el peligro "comunista" ya no exista. Es asombroso sus formas de informar, pero ellos saben que llegan como verdades al 90% de la población que acepta y no cuestiona. El 10% restante, no les importa. De todos modos, ese 10% irá creciendo al paso de las mentiras al descubierto y ya hay gente que sale a decir cosas incómodas. Esperemos que no todos deban refugiarse en alguna embajada o país que le abra sus puertas. Bueno, la democracia también tiene sus límites....... y la verdad puede resultar un arma peligrosa de la que tendremos que cuidarnos.

En esta cruzada contra Rusia, todo está permitido. Un ministro polaco le hizo saber al mundo algo que ignoraba: Según él, no fueron los rusos quienes liberaron AUSCHWITZ!! Cómo será la cosa que los alemanes debieron corregirlo pues el hombre en su afán por hacer buena letra ante sus patrones, tergiversó la propia historia. Historia que de contarse sin recortes, mostraría a su propio país bastante comprometido con crímenes cometidos allí. Los polacos entregaban judíos de tal modo, que causaban asco a los propios nazis.

"Las vueltas que da el destino, quien entiende esa madeja" nos decía Benavídez en uno de sus poemas. Claro que aquí no se trata de destinos, sino de necesidades capitalistas de conquista y rapiña. Pero el país que le ofrendó 20.000.000 de vidas a la causa de la liberación, hoy pasó a ser el malo de la película, mientras los nazis modernos desfilan por las calles de Kiev, ante la mirada complaciente de la EU y del imperio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario