viernes, 7 de junio de 2019

De la nostalgia al presente




por Hugo Bruschi

Quien no se ha dicho alguna vez: "si pudiera volver a la adolescencia, qué lindo sería"...aunque en la pregunta nos olvidamos muchas veces el escenario. Yo personalmente no querría ser adolescente en esta Sociedad que vivimos, no quisiera ser un joven sin porvenir. Me gustaría volver a las canchas de fútbol barriales, a los años del liceo, a los asaltos de Carnaval, a los corsos vecinales organizados a pulmón por los vecinos o algún Club del barrio, con veredas y frentes adornados con serpentinas y globos, a los desfiles oficiales donde se vendían pomos con agua perfumada para tirarle a las muchachas y al revés, con sus cabezudos y con su infaltable Carro del Chaná fuera de concurso. No todo tiempo pasado fue mejor como se dice, pero qué tiempos aquellos……..si pudiera elegir no sé que haría.

Recuerdo también que por aquellos años, aparecieron también los primeros grupos de música caribeña, muchos inspirados talvez en la Sonora Matancera o en Cortijo y su Combo con el gran Moncho Rivera. Recuerdo que entre sus plenas, interpretaban una que despertó mi curiosidad y hasta me sentí representando al personaje. "Temblaba la Corte, temblaba el Fiscal, temblaban los Jueces cuando subía Martínez Nadal" Parece que este Martínez Nadal segun pudimos saber más tarde, era periodista y escritor, además de abogado. Se dice que fue uno de los Criminalistas más famosos de su época. Fundador del diario "El Combate", poseedor de un discurso incendiario que lo llevó a ocupar cargos de importancia, entre ellos el de Presidente del Senado. Entre algunas de sus frases más conocidas, figura una que dice: "Entre el hambre y la deshonra, yo señalo a mi pueblo el camino de la dignidad", haciendo referencia a la situación especial de Puerto Rico. Fue temido por el sistema judicial que lo vió como una oveja negra en la majada obediente. Por ello cada vez que escucho el tema, se me hacen presentes 2 abogados uruguayos que se han convertido en el terror de los corruptos. Me refiero a los Dres. Salle y Viana. QUIERO ACLARARLES DE ANTEMANO QUE VOTARÉ EN BLANCO O ANULADO SEGÚN CONVENGA, LO DIGO PARA DESPEJAR DUDAS. Más no por ello dejo de admirar la valentía de estas dos personas, que han puesto sus conocimientos al servicio de la mejor causa posible, es decir, desenmascarar y denunciar a los corruptos y vendepatrias. Que dicen lo que otros callan, que no los podrán engañar con palabrerío hueco porque conocen el sistema de la A a la Z y porque además están limpios.

Yo ví como conductores y panelistas de programas, acostumbrados a minimizar o descalificar a los de menor status, se hacen los giles, miran para otro lado, meten violín en bolsa y no dicen "esta boca es mía", cuando Salle o Viana desnuda la corrupción y un mundo político jugando a su favor. "Pero para Ud. todos son corruptos" preguntó la conductora. Quien calla es cómplice de corrupción y por tanto corrupto, fue la respuesta. Demostrando que en este país no existe oposición alguna sino colaboración y complicidad. La denuncia llevada adelante por un grupo de personas, contrarias a la instalación de la planta UPM ante el Parlamento, tuvo como respuesta la complicidad y el silencio.

No merecerían estas dos personas una canción como la que interpretara Moncho Rivera sobre Martínez Nadal? Bueno, sabemos que ya es mucho pedir y además no gustaría en el Antel Arena o en el Ministerio de Turismo........










No hay comentarios:

Publicar un comentario