miércoles, 21 de septiembre de 2016

El diablo sabe...



EL DIABLO SABE POR DIABLO, PERO MÁS SABE POR VIEJO.

por Hugo Bruschi en año de la Resistencia.

Cúantas veces no hemos escuchado esta sentencia!! Hay que oir a los viejos y aprender de sus enseñanzas. Ya entrado a la Juventud y a los años que te obligan a pensar que será de tu vida, qué de tus sueños, cual será el final de tu carrera, me pregunté muchas veces sobre la validez de aquella frase construida desde la resignación. Y si esos viejos,en sus años jóvenes fueron unos idiotas que vivían en la luna, qué me podrán enseñar? Acaso a jugar al truco o hacer algún asado? Será todo lo que me podrán aportar?

Hollywood nos enseñó, que las tribus fueron aniquiladas por no haber escuchado a los ancianos. Los jóvenes e impetuosos guerreros fueron los responsables de aquellas matanzas negándose a aceptar la Paz que le ofrecían en los reservados, luego de arrebatarles sus tierras claro está. Bueno, siempre deberemos ceder algo.......Y recordando aquellos episodios de la historia de aquél país tan admirado por alguna gente, hemos llegado a la conclusión que en el Uruguay los viejos aferrados a sus sillones, no quieren aventurar los destinos del país a manos de jóvenes inexperientes. De ahí que siguen prendidos como rémoras al pescuezo de la Patria, verdaderas garrapatas insaciables alimentándose de sangre por otros derramada y usada para llegar adonde hoy están sentados. Y cuántas veces no hemos oido hablar a estos ancianos, sobre la generación del relevo, de los "cuadros" que se van fogueando en la batalla, de la necesidad de dar un paso al costado y dejar llegar a la juventud a esos cargos tan importantes. Y qué ha pasado con esos cuadros, que ha pasado con esa voluntad de dejar paso a los jóvenes? Versos, hoy siguen aferrados a las butacas y ya pensando en las próximas elecciones. Pero lo más inquietante de todo esto, es el silencio de esa juventud que rodea a estos ancianos delirantes. Habrán renunciado de antemano a las rebeldías, al cuestionamiento de la costumbre y la resignación, en definitiva a ser jóvenes? Los habrán convencido que es mejor callar, que andar haciendo preguntas incómodas?

Los jóvenes guerreros de aquellas tribus asesinadas, tuvieron la valentía y el coraje de enfrentar al conquistador sin resignarse a la esclavitud en Paz. Despreciaron el consejo de los viejos sólos aferrados a sus vidas, aunque ya no tenía sentido vivirla de ese modo...








No hay comentarios:

Publicar un comentario