martes, 15 de agosto de 2017

Qué abundancia de escasez!!




por Hugo Bruschi

No sólo escasea el dinero para llegar a fin de mes, como en el caso de la Sra. que cobra 3000 y pico de pesos y que le dijo al Presidente, que tiene que elegir entre pagar la luz y comer. Hay escasez también en el plano de la información a la que todo ciudadano, tiene derecho. El ciudadano que paga impuestos, el hombre o la mujer que es llamado a elegir sus representantes cada 5 a~nos. Ese ciudadano tiene el legítimo derecho a saber como han administrado su dinero, porque si el negocio arroja pérdidas, las tendrá que pagar de su bolsillo ya sea con nuevos impuestos, ya sea con el aumento de sueldo que no llega.

Llevamos meses sin saber que opina el gobierno de determinadas conductas, a la hora de administrar una empresa estatal, a la hora de gastar en viajes de representación y otras movidas. Y esto da lugar a un sin fin de especulaciones y los comentarios no son favorables precisamente. Siempre ha sido así, si no hay claridad en el manejo de la información, hay rumores. La gente, la llamada opinión pública se va formando una idea de cómo son las cosas y ello no quiere decir que siempre tengan razón, pero es el resultado inevitable cuando le niegan la verdad o se la disfrazan de lo que no es. De ahí la necesidad de hablar claro, será la única forma de acabar con las sospechas. Pero los encargados de esa tarea, optan por el silencio y entonces la gente se pregunta porqué callan. Y como si esto no fuera poco agravio a la ciudadanía e incluso a sus propios votantes, ahora nos enteramos también que el sospechoso de haber incurrido en serias irregularidades con el dinero de todos los uruguayos, nos amenaza con denunciar a la justicia a los que según él, lo están difamando. No aclara por supuesto que tenor tienen esas difamaciones ni en que consisten esos agravios. El Tribunal de Conducta que lo juzgó, ya tiene su veredicto y aquí como en "A la luz de un candil", "las pruebas de la infamia están en la maleta", pero los uruguayos seguimos sin saber de que se trata. Y de este modo por supuesto, siguen alimentando la ola de rumores con el agravante que a partir de ahora no se podrán sospechar cosas feas, sin riesgo de ser denunciados por el que hace tiempo tendría que haber renunciado. Pero ha perdido la verguenza y el respeto, por su pueblo y por su gente. Este individuo nos enga~nó con un título inexistente, usó tarjetas en provecho propio, administró una empresa dejando un saldo de 800 millones de pérdidas. Ahora pasa a ser la víctima de una campa~na destinada a desprestigiarlo.....y no falta un Cantinflas que diga: yo no puedo juzgarlo por un short que le compró a un invitado, para que se mojara en el Atlántico, tratando de ese modo rebajar la cosa, quitarle gravedad al asunto, hacerle creer a la gente que quienes le acusan, han caido en el ridículo de mencionar un short.....Esta es la democracia que nos tienen reservada. Que abundancia de escasez ética.....








No hay comentarios:

Publicar un comentario