jueves, 25 de enero de 2018

Un país sobre ruedas


por Hugo Bruschi

Existen paises en donde el índice de prosperidad, es el resultado de una economía sana y sin deudas, con una tasa de desempleo tan pequeña, que no necesita de políticas asistenciales permanentes, en donde la gente tiene acceso a la vivienda, en donde la salud no es un negocio. Bueno, Ud. dirá que se trata de paises del primer mundo y ahí caerá en un error. También hay en el llamado primer mundo, paises en donde la gente no tiene derecho a su vivienda, al trabajo y a la salud. Y no nos referimos al famoso "sector de los que no quieren trabajar", sino a millones de individuos que viven a la orilla del camino y cuando enferman o se accidentan, les meten la mano en el bolsillo buscando si el seguro cubre los gastos y si nó, allí lo dejan a su suerte. Ejemplo: EEUU.

No mi amigo, aquí estamos hablando de paises en serio y paises en joda. No queremos idealizar a los primeros ni afirmar que allí no existan ricos y pobres. Sólo decimos que esos paises tienen por suerte gobernantes de otro calibre y además una prensa que no oculta actos de corrupción por un aviso en sus páginas.

Si a mí me hubieran dicho hace 40 años, que la prosperidad de los paises se mide por el número o la calidad de sus autos, hubiera dicho que se trataba de un chiste de mal gusto. Jamás imaginé que en mi país, el Uruguay, el Progreso se midiera por las ruedas. Y hasta el status. Quienes tengan un carro bien armado, con ruedas de auto y un buen caballo, serán mirados con mucho respeto por los carritos a tracción de sangre, a pesar que todos recojen basura y viven de ellla. Quienes tengan 4 ruedas, mirarán de soslayo a quienes viajan en moto. "Es un pichi".

También la prensa se ocupa de los rodados, para darnos una idea de la bien que estamos. Carreteras llenas de autos hacia el Este, dan testimonio de nuestra felicidad, aunque muchos de ellos sean argentinos que vienen a veranear aquí. Sin embargo aquí también existen contradicciones, pues hay ciertos rodados mirados con recelo. Son las llamadas 16 (4x4) que parecen representar o mejor dicho identificar a un oligarca, Dios no salve. Sin embargo, si esa misma 4x4 encabeza una marcha de apoyo al "compañero injustamente acusado de corrupción", se tratará de una camioneta compañera, basta mirar los globitos, las banderitas y las matracas. No le parece a Ud. amigo de La Vidriera que ya se ha caido en el ridículo? Y más cuando esa misma gente que habla de oligarquía, se codea con ellos en la Rural del Prado observando las medallitas de los ganadores o festejando en el Quincho de Varela, con alguna dama de título nobiliario y por supuesto dueña de estancia. Qué hipocresía, cómo se rien de la gente y su ignorancia, como se mofan de los que están obligados a seguir detrás, como el burro corriendo la zanahoria, de los condenados a asistencialismo crónico y a pobreza permanente.

QUE AUTO TIENE UD.? BUENO, MUCHO CUIDADO.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario