jueves, 21 de diciembre de 2017

Un año mas......




por Hugo Bruschi

Cada vez se nos hace más difícil creer que "el barrio alborozado festeja el nuevo año", no hay mucho para festejar si pensamos que en Enero se viene una suba de impuestos y sus consecuencias en el consumo. Pero no es culpa del tango escrito en otra época y en otras circunstancias en donde seguramente reinaba la esperanza, en un tiempo en donde la gente apostaba al Año Nuevo como quien apuesta al 5 de oro o compra la esperanza en una participación de Lotería, porque no puede comprar el entero. Apostábamos al nuevo año que nos sacaría de pobres. "de esperanzas risueñas el año es portador". Estas letras de aquel canillita reflejan como pocos podrían hacerlo, el sentimiento y el dolor de la pobreza y tal vez por ello una vez inmortalizado por el Mago, se ha convertido casi en un ritual al que no podremos sustraernos cuando Radio Fenix lo emite a las 12 en punto.

Y apelamos a los recuerdos y a la nostalgia, a los años jóvenes de "arrullos juveniles de vida y expansión" y tal vez sin confesarlo también en un instante de recogimiento espiritual, confiemos en que el próximo será mejor. Más la realidad es más porfiada......y sabemos que esto no será así, como nunca lo fue para los pobres, para los que viven de un salario. Los ricos no necesitan escuchar al Mago, para ellos todos los años son prósperos...

No sabemos si por los años que cargamos en el cuerpo o por las experiencias de vida, cada vez somos menos optimistas y tal vez sin darnos cuenta hemos caido en el desaliento. Ese ha sido desde el punto de vista del neoliberalismo y sus operadores, su mayor éxito: LOGRAR QUE LA GENTE PIERDA LA ESPERANZA Y SE REFUGIE EN CUESTIONES MENORES O EN LA DROGA QUE ADORMECE. Por todo ello sería una hipocresía desearle a la gente Feliz Año nuevo, porque sabemos de antemano que no lo será, que no seremos felices, que el año nada tiene que ver con nuestros problemas que son permanentes, que seremos nosotros quienes tengamos que decidir que futuro queremos para nuestro país, para nuestros hijos y nietos. Que el año que comienza "como vino se irá" pero nosotros nos quedaremos a soportar el que viene. De todos modos, estas fechas son una buena oportunidad para la reflexión, un instante en donde le desearemos MUCHA SALUD a todos los compañeros y amigos de la Vidriera, SALUD para todos los que luchan sin claudicaciones y se niegan a extender la mano, SALUD para todos los que creen que algún día podremos festejar como corresponde........










No hay comentarios:

Publicar un comentario