martes, 12 de diciembre de 2017

Tan ilustrados como obedientes

por Hugo Bruschi

 El famoso contrato con la empresa UPM, festejado como una declaración de independencia o el campeonato mundial, ha puesto sobre la mesa de discusión -entre otras perlas- el tema de la enseñanza.

De la enseñanza que necesitaremos los uruguayos, para seguir siendo colonia generadora de ganancias ajenas. Estas corporaciones quieren imponernos una enseñanza orientada a sus necesidades, es decir al mercado laboral. A ellos no les interesa que los estudiantes lean la Revolución Francesa, por citar un ejemplo. Ellos pretenden que conozcan las necesidades del capitalismo moderno para convertirlos en piezas manejables, no pensantes y obedientes. Que nada sepan de una enseñanza universal para entender el mundo que los rodea y para formarse en un pensamiento crítico y cuestionador, investigador y creador.

Sin embargo y justo es mencionarlo, no todos los cambios en esta materia, proceden de los inversores. En Uruguay ya funciona una escuela llamada de Carnaval que cuenta con el apoyo febril de nuestro Presidente Dr. Tabaré Vazquez. Al extremo que sería el encargado de entregar los diplomas. La pregunta que surge es para qué se preparan estos "estudiantes". Y la respuesta no puede ser otra que para la industria del pasatiempo. Imaginemos que un egresado de esa escuela, llega hasta la puerta de algún empleador que puso un aviso en el diario. Buenos días, vengo por el aviso. Qué conocimientos tiene? Mire, acabo de egresar de la escuela. De qué escuela? De la escuela de Carnaval. Dígame una cosa, Ud. sabe leer? Claro que sí.....Bueno, entonces vuelva a leer bien porque esto es un Laboratorio que busca un asistente con algunos conocimientos de química, sin ser demasiado exigentes. Yo le aconejo que busque trabajo en alguna murga o comparsa tal cual lo habilita el título. Serán estos los empleos que el progresismo uruguayo le tiene reservado a la Juventud? Qué le parece a Ud. amigo o enemigo de la Vidriera?

Yo crecí en un tiempo donde las madres orgullosas comentaban en el almacén, mi hijo se recibió de Médico o de Electricista Naval. Hoy tal vez alguna comente: "Mi hija se recibió de camdombera". Pero si esto no fuera suficiente para triunfar, el Dr. Tabaré Vazquez aconsejó completar los estudios en las escuelas de la vida. Entre esas escuelas figura una foto en Facebook donde los jóvenes se reunen para aprender el manejo de sus últimas novedades: Armas de guerra. Ese será el aprendizaje complementario Dr. Vazquez?







No hay comentarios:

Publicar un comentario