martes, 28 de noviembre de 2017

El contrato

por Hugo Bruschi

No hablaremos por supuesto del Contrato Social de Rousseau, aquí se trata de otro contrato, al que denominaremos el Contrato Rectal, que el gobierno uruguayo acaba de suscribir conUPM. A diferencia de otros contratos en donde 2 partes o más se comprometen a las obligaciones y también a los beneficios, éste se parece más bien a un acuerdo entre una fábrica de supositorios y un gobierno dispuesto a probarlos. Un contrato firmado a espaldas del pueblo y con los pantalones por el suelo, para facilitar la tarea. Y esta enajenación de nuestra soberanía, fue presentada como un logro del que tendremos que estar orgullosos y porqué nó, también agradecidos por la ayuda que nos brindan. Y el mismo fue presentado en un marco periodístico, como si se tratara de la firma de un acuerdo de Paz, que pone fin a una guerra. Durante una semana no se habló de otra cosa, con la excepción de la huelga de jugadores, claro está.

Según nos informaron en esa conferencia de prensa digna de mejores causas, se habría llegado a un acuerdo que pone fin a la primera fase a la que denominaremos la fase de la sumisión. Ahora viene la segunda fase que empieza a allanar el camino para el inversor, es decir a tenderle la alfombra roja en forma de vias, carreteras, accesos al Puerto, etc. Luego de este esfuerzo, es de esperar que el inversor otorgue su visto bueno anunciando su llegada, para que el pueblo concurra con sus banderitas a recibirlos como corresponde. Aunque a esta altura muchos ya se preguntan, si estarán satisfechos o si aún tienen nuevas exigencias.... Bueno, esto está por verse porque después de haber hipotecado el país para brindarle todas estas comodidades, estarán en una posición inmejorable para plantear nuevas exoneraciones. Y tendremos que decir que sí, de lo contrario nos quedaremos con las vias sin trenes y las carreteras sin camiones. Y sin la cinta celeste junto a la tijera.......

Entretanto se van conociendo algunos detalles muy bien escondidos antes de firmarse el contrato. Por ejemplo, Uruguay se compromete a comprar todo el excedente energético por un plazo de 20 a~ños y a un precio 2 veces mayor que el que nos ofrece cualquier otro proveedor. Es decir, les pagaremos en parte la planta que instalarán a orillas del Rio Negro. Tabaré Vazquez nos habló de 7000 puestos de trabajo que se crearían y otro alcahuete más tarde subió la cifra a 40.000. También nos dijo que se crearán 600 nuevas empresas proveedoras del UPM, talvez el alcahuete calculó 33.000 nuevos empleos que sumados a los 7.000 arrojarían aquellos 40.000. La pregunta que surge es como saben la cifra exacta? Un vecino me contó que el conoce 6 empresas que se instalarán en Paso de los Toros. Churros, empanadas, chorizos, torta fritas y una cooperativa de "trabajadoras sexuales" que tienen pensado abrir un quilombo con el visto bueno de UPM que se compromete a repartir condones gratis para evitar la propagación de enfermedades venéreas. Como Ud. podrá apreciar amigo de La Vidriera, nada ha quedado librado a su suerte, todo gracias a este gobierno que vela por nosotros y el futuro de nuestra gente. FESTEJEN URUGUAYOS!!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario