viernes, 19 de mayo de 2017

Visto que el muerto no declara.....




por Hugo Bruschi en el Año de la Organización.

Se dice de un sargento en un pueblo del interior del país, que cerró un caso vista la negativa del difunto, a prestar declaración como lo exige la ley. Caso difícil sin duda, en estos casos la tortura no funciona como debe. Sin embargo existen otros casos, en donde los ahora muertos dejaron algún documento interesante, para ser tenido en cuenta por algún historiador y por la Justicia llegado el caso. Se trata de documentos prolijamente redactados y con una puntualidad de quien maneja el asunto en cuestión. Si fueron arrancados bajo tortura....bueno este sería el momento oportuno de realizar los descargos y hacer las denuncias correspondientes. No les parece lógico amigos de La Vidriera?

Uno que murió hizo un pormenorizado perfil de sus compañeros y a uno particularmente, al "Loco Iglesias" lo condenó a muerte cuando le dijo a los represores: "anda siempre armado y se hace matar antes que caer preso". Le faltó agregar: SI SE TOPAN CON ÈL, DISPAREN PRIMERO. Como yo creo que hay que darle oportunidad, a quien firmó documentos en condición de prisionero, siempre esperé que Fernández Huidobro hiciera los descargos correspondientes y acusara a los torturadores que lo llevaron a firmar tal documento. Pero curiosamente este hombre jamás acusó a su captores y lo que es peor aún: se puso al servicio de ellos, fue un verdadero militante de la impunidad. De la de ayer y la de hoy, cuando alguno

de aquellos era citado a declarar. Hay otro que está vivo aún y cuando le preguntan por el documento que lleva su firma, da a entender que hubieron apremios físicos, pero curiosamente tampoco denuncia a sus torturadores y concentra su ira contra la periodista María Urruzola.

La Justicia en la persona de una fiscal de dudosa trayectoria, acaba de desvincular al MPP de algunas acciones de finanzas llevadas a cabo en democracia, pero no hace mención alguna a los documentos firmados por 2 ex-guerrilleros condenando a sus compañeros. Nó porque me importe la persona de Amodio Pérez, pero jurídicamente hablando esto es vergonzoso y típico de una república bananera. Un mismo caso tiene 2 tratamientos distintos, y en consecuencia unos van presos y otros son considerados poco menos que héroes nacionales. JUZGUE UD. COMPAÑERO, YO CONFIO MAS EN SU SENTIDO COMÚN Y EN SU ENTEREZA MORAL, QUE EN LA JUSTICIA URUGUAYA.






No hay comentarios:

Publicar un comentario