jueves, 8 de junio de 2017

Sabremos cumplir, sabremos cumplir!!!




por Hugo Bruschi en el año de la organización.

"......Ud. que funciones desempeñaba en Treblinka?" Respuesta: Bueno, mi tarea consistía en entretener a los niños que lloraban por sus padres. Pregunta: Y cuando esos padres no volvían, que hacía Ud." Respuesta: Yo los trasladaba a otra Sección. Pregunta: Y adonde están esos niños ahora? Respuesta: En verdad no lo sé, el mío era un Sector de Tránsito. Pregunta: De tránsito hacia dónde? Respuesta: No lo sé, yo sólo cumplia órdenes......

Como Uds. podrán apreciar se trata de un caso de la llamada "Obediencia debida", todo el mundo cumplia órdenes a pesar que existen órdenes que afectan la conciencia y pueden ser rechazadas. Bueno, por lo menos en los papeles.... En el Juicio de Nuremberg hubieron infinidad de relatos de esta naturaleza. Otra forma de cumplir órdenes, es la llamada "Disciplina Partidaria" y funciona muy bien en el Parlamento uruguayo, a la hora de aprobar o no aprobar algunos temas de difícil gestión o mejor dicho de difícil "digestión". En estos días se volvió a poner en práctica este mecanismo democrático.

Cabe hacer notar aquí, que entre la Obediencia Debida y la Disciplina Partidaria existen algunas diferencias. Entre ellas el hecho que la primera se registra en una organización militar verticalista, en un escenario de mando y subordinación. La segunda en cambio se lleva a cabo en ámbitos bien democráticos, en su mismo templo podríamos decir. Allí quienes por un problema de conciencia y sin riesgo de vida pensaban votar distinto, son compelidos a votar "como Dios manda" o mejor dicho como mandan los que mandan. Y ellos gustosos por supuesto no defraudan a sus mayores, levantan sus manitas para luego decir en caso que los apuren: "Yo estaba en contra, pero voté por Disciplina Partidaria, para conservar la unidad" Elegante, verdad? Y si Ud. no me cree, pregúntele a alguno de ellos: Ud. está de acuerdo en exonerar de culpa a los corruptos si éstos son compañeros del Partido? De ninguna manera, lo hice por disciplina.......

Es decir cumplieron órdenes al igual que lo hacían los Nazis o los soldados en los cuarteles. Nazis y soldados que temían por sus vidas si desobedecían una orden, nuestros "compañeros" temiendo por sus futuras bancas en caso de desobedecer. Lo que no los eximirá de rendir cuentas el día que el Pueblo decida instalar sus propios Tribunales de Conducta......










No hay comentarios:

Publicar un comentario