sábado, 28 de marzo de 2020

Será entre todos o no será....




por Hugo Bruschi

Si el nacimiento de Cristo se toma como referencia para explicar los tiempos históricos, también el Corona Virus nos dejará un antes y un después, y desde ese entendido nos estudiarán las próximas generaciones. En una nota anterior, tratamos de explicar este fenómeno y por ello dijimos: YA NADA SERÁ IGUAL.

Esta pandemia, que para los uruguayos aún no ha comenzado ni manifestado en toda su magnitud, dejará como enseñanza que solos y divididos seremos fácil presa del Corona así como de otros virus que también matan, pero que atacan con mayor furia a los paises débiles, a las economías dependientes, a las colonias del capitalismo, entre ellas Uruguay. Qué hubiera pasado por ejemplo en Alemania, si luego de la segunda guerra mundial y con un país destruido por las bombas, con una economía en ruinas, los Partidos o la gente se hubieran entretenido en acusaciones mutuas o en exigencias imposibles de cumplir? Qué hubiera sido de Alemania enfrentada por obra y arte de falsos representantes sentados en 2 sillas?

Las pérdidas del capitalismo, son sencillamente monstruosas al romperse la cadena producción-venta. La última depresión y la crisis financiera-banquera ha sido superada en miles de millones de dólares. Las industrias están paradas y sus trabajadores en el Seguro de Paro, los servicios otro tanto y la cadena es interminable, desde el avión que no vuela hasta el taxista que espera algún pasajero que no llega. Y quien creen Uds. que pagarán estás pérdidas y lo que perdieron de ganar? Lejos de agonizar, el capitalismo ya está preparando la forma de recuperar sus ganancias y el tiempo perdido. Y lo que nos espera no es difícil de adivinar: Desocupación en el orden de un 50% en donde lo que quedan tendrán que rendir por lo que no están; desaparición de las pequeñas empresas o emprendimientos que serán absorvidos a precio de remate y por supuesto, medidas para frenar el descontento que puede acabar en un estallido social de imprevisibles consecuencias. Se multiplicarán los "MIDES" a lo largo y ancho del mundo, para mejor amortiguay y controlar a las víctimas del sistema que tiene que seguir funcionando como sea. Y dentro de ese panorama, también nosotros tendremos que reinventarnos y adaptarnos a la nueva realidad, a conocer el campo en que tendremos que movernos. Y ya no habrá lugar para la promesa fácil que nunca se cumple, ya no espacio para las mentiras, ya no habrá lugar para los vendedores de versos ni elaboradores de estadísticas, ya no para las viejas estructuras partidarias, que funcionan como corrales de ganado, ya no para la prensa corrupta que publica mentiras y oculta verdades.

Y no será tarea fácil, pero los nuevos tiempos nos irán marcando el sendero. Como decía don Atahualpa Yupanqui: "con los tumbos del camino, se entran a torcer las cargas, más es ley que en huella larga deberán acomodarse, y aquél que llegue a olvidarse, las ha de pasar amargas"











viernes, 27 de marzo de 2020

Ya nada será igual......




por Hugo Bruschi

Para bien o para mal, como se dice vulgarmente. Todo cambiará, lo hará la economía para peor y lo hará nuestra forma de pensar, tal vez para mejor. Ya por suerte mucha gente está revisando en sus fueros más íntimos, la validez de ciertas "verdades" que llevaban implantadas hasta ayer y que parecían inamovibles e imperecederas. Mucha gente se pregunta de dónde salieron 400.000 personas trabajando "en negro", de dónde tanta gente por debajo de la línea de pobreza, de dónde tantos niños que dependen de la vianda escolar. En 27 días? Y esto es bueno y saludable, para el Uruguay que nos espera después del virus. Es bueno que la gente comience a pensar con su propia cabeza. Al mismo tiempo percibimos, que mucha gente sigue convencida de ciertas mentiras y se niegan a aceptar una realidad que rompe los ojos. Me recuerdan a aquél Capitán de un barco que zozobra en la tormenta y ordena lustrar el mástil del mismo, mientras hacía agua por doquier. Quería un entierro de lujo.

Me inquieta también, que mucha gente no tome nota de la gravedad del momento, de la gravedad de esta pandemia y permanezca enfrentada en ridículas contiendas partidarias, cuando tendrían que ahorrar energías en combatir el virus con los medios a nuestro alcance, desde el personal al colectivo. Para Uruguay esto recién comienza, pero en Mayo y Junio podremos observar la tormenta en toda su magnitud y serán muchos los Muertos. Escribimos desde Suecia y desde el encierro voluntario, sin necesidad de policías ni militares. Una Sociedad responsable y consciente, no necesita de tutores o gendarmes cuando de una emergencia se trata. Claro que siempre existirán excepciones a la regla, pero más tarde que temprano van entendiendo, que esta lucha la ganamos o la perdemos entre todos. Con todo, Suecia tiene al día de hoy 27/3, 3000 positivos y 92 Muertos. Es odioso hacer comparaciones, pero es más hipócrita negarlas pues de un modo u otro todos las hacemos.

Por todo ello, creemos que los uruguayos deberemos escuchar y acatar los consejos de los que entienden de epidemias o pandemias, dejar de lado las acusaciones y combates por intereses subalternos y unirnos en la lucha más importante: SALVAR TANTAS VIDAS COMO SEA POSIBLE. La Vidriera no tiene necesidad de presentar credenciales a nadie, pero por las dudas queremos dejar bien establecido que: NO VOTAMOS A ESTE NI A NINGÚN PARTIDO, QUE ESTAMOS POR VERDAD Y JUSTICIA Y CONTRA LA IMPUNIDAD, QUE DENUNCIAMOS EL CONTRATO ROU-UMP COMO INMORAL E ILEGÍTIMO FIRMADO A ESPALDAS DEL PUEBLO Y POR SI TODO ESTO NO FUERE SUFICIENTE, DESPRECIAMOS LAS MENTIRAS, SEAN ELLAS DE IZQUIERDA O DE DERECHA. Hecha la aclaración por si aún quedan despistados, nos vamos a lavar las manos, no como Pilatos sino como las circunstancias requieren.










jueves, 26 de marzo de 2020

Un pueblo divertido, jamás será vencido




por Hugo Bruschi

A los uruguayos nos podrán acusar de cualquier cosa, menos de ser aburridos o faltos de originalidad. A qué pueblo alrededor del mundo, se le podría ocurrir hacer ruidos con ollas, tapas y cacerolas, en medio de una pandemia? Un ciudadano sueco de visita en el Uruguay, quedó "varado" como miles a lo largo y ancho del mundo, quienes no pueden regresar a sus paises de origen. Suerte para este hombre, que un compañero le abrió sus puertas del mismo modo que Suecia abrió las suyas, para cuando más las necesitábamos. Y este hombre -genuino representante de la ingenuidad escandinava- le preguntó a este uruguayo: "Decime una cosa, el corona virus está emparentado con la langosta?" Nó, nó! fue la respuesta del uruguayo. Porqué me lo preguntas? "Mirá, en Suecia hace muchos años tuvimos una invasión de langostas y recuerdo que el pueblo salía con diversos objetos ruidosos para ahuyentarlas". Y siguió dando ejemplos. "En China declararon al gorrión plaga nacional y los expertos estudiaron el comportamiento de esta ave para mejor combatirlo.

Llegaron a la conclusión que no puede volar más de 6 horas sin posarse, por lo que la Revolución convocó al pueblo a una jornada de 6 horas haciendo ruidos. Fueron cayendo extenuados y de ese modo exterminados". El uruguayo creyendo que el sueco le estaba tomando el pelo, le contó que en el Uruguay también declararon plaga nacional a la "cotorra" que se comía los maizales, pero que no hubo necesidad de matarlas porque el ejército de EEUU las compró. "Y para qué las querían?" preguntó el sueco. Las cruzan con palomas mensajeras para enviar mensajes hablados y de ese modo desconcertar al enemigo e inutilizar el uso de halcones cazadores de mensajes. "Vos me estás jodiendo" dijo el sueco que era ingenuo, pero no idiota.

Mientras tanto en los balcones seguía el ruido y las amas de casa intercambiaban experiencias, acerca de sus sartenes u ollas de cobre en donde no se pegaba la comida. "Estos ruidos se hacen a menudo?" preguntó el sueco. Mirá, esto forma parte de la cruzada del buen humor, para elevar el estado de ánimo de la gente encerrada en sus casas. Se trata al mismo tiempo de ejercicios para combatir la incertidumbre sobre el presente y el futuro que nos espera, pues como tú bien sabes, la gente puede caer presa del miedo y de ahí al pánico paralizante, solo hay un paso. Y como es sabido, esto debilita nuestras defensas haciéndonos más vulnerables al virus corona. "O sea que estos ejercicios van a continuar?" volvió a preguntar el sueco. Sí la gente sólo está esperando que le bajen la orden. "Se sabe cuantos casos de gente infectada, cuántos Muertos?" preguntó el sueco preocupado. Eso no le importa a nadie, respondió el uruguayo, aquí lo importante es hacer ruido……..














martes, 24 de marzo de 2020

La infodemia




por Hugo Bruschi

Todo indica que este virus también afecta gravemente a la información, de ahí que al haber alcanzado niveles de pandemia, lo llamamos INFODEMIA.

Y cómo se manifiesta esta variante? Bueno, los síntomas los encontramos en la información intencionada y mal, que no guarda relación con el hecho en sí. Información distorsionada tendiente a crear el pánico, así como la pasividad ante el otro virus. Gente que como TRUMP responsabiliza a los demócratas de usar lo que él llama "un bluff", para hacer política. Otras fuentes acusando a CHINA de haber plantado el virus y a RUSIA por difundir noticias falsas. El virus despertó la "guerra fría" y la convirtió en caliente. Mientras tanto las poblaciones son víctimas del virus, así como de un juego político, Dentro de ese contexto, existen claro está gobiernos de paises, que cuentan con el apoyo irrestricto de opositores, sindicatos, organizaciones sociales, etc. En una palabra: COMO DEBE SER EN TIEMPOS DE EMERGENCIA NACIONAL. Ya habrá tiempo de jugar a la oposición, pero hoy tenemos la obligación moral de seguir los consejos y decisiones de las autoridades competentes, sin "poner palos en la rueda" como se decía en otras oportunidades. El virus ha cobrado miles de vidas alrededor del mundo. En España mueren en un día 400 personas y superan los 2.000, en Italia llegaron a los 6.000 el doble de muertes que en China, con 1300 millones de habitantes.

Nosotros los uruguayos, aún no hemos tomado conciencia de esta catástrofe, de la que nadie estará libre. Tampoco ignoramos que quienes están en mejor posición social, tendrán más posiblilidades de superar el trance. Pero les podemos decir "quedate en casa" a los que no tienen? Les podemos decir "no salgas de tu casa", a quien debe salir a buscar el pan de cada día? Esta es la realidad del país, la triste realidad avivada ahora por una emergencia, la realidad por la que perdieron la vida tantos uruguayos ,intentando cambiar. Pero le haríamos algún favor a la lucha contra el virus quedarnos en lo que debió ser y no fue, o haciendo política partidaria barata, de una pandemia? Ello demuestra de manifestarse, una peligrosa inmadurez e irresponsabilidad. Qué favor le haríamos al combate contra el virus, difundiendo noticias falsas o verdades a media, que es la forma más canallesca de mentir? Qué el Pueblo Unido no termine en un Pueblo Dividido o "unido si estás conmigo, de lo contario enemigo"......

Qué cada uno asuma las responsabilidades de la hora, que la iglesia deje de rezar y ponga las Iglesias o locales ,al servicio de los desamparados siguiendo el mensaje de Cristo. qué el PIT-CNT deje de lado las declaraciones y pase a la acción, hay mucho para hacer, que las feministas que están bien organizadas en otros eventos, se ocupen de tantas viejitas que viven solas y no pueden salir a la farmacia o comprar comida, que los que llamaban por teléfono antes de las elecciones, ahora llamen también a sus votantes para ver si necesitan algo, que los "referentes de la cultura" muestren el "amor" a su pueblo, actuando gratis por TV y de ese modo entretener a la gente en cuarentena, que los militares abran los cuarteles que antes fueron Centros de martirios, para mostrar su solidaridad con los sin casa, que los resentidos dejen de lado las caceroleadas y su odio para mejor oportunidad. EL VIRUS NO PREGUNTA A QUIEN VOTASTE.

"Si la Patria es pobre, que lo sea para todos"..pero solidaria, que es la única forma de confirmar, que es más importante lo que haces que lo que dices...









sábado, 21 de marzo de 2020

Sonó la campana




por Hugo Bruschi

Más allá de teorías conspirativas de quien fue o quien no fue que implantó el virus; más allá de sesudos análisis - que más parecen pajas intelectuales - sobre lo que debió ser y no fue o sobre lo que debemos hacer para acelerar "la caida del capitalismo", hoy tenemos ante nosotros una tarea urgente e impostergable: EVITAR LA PROPAGACIÓN DEL VIRUS para protegernos y proteger al resto.

Lo único que sabemos por olfato y por haber leido algo, es que el mundo una vez superada la pandemia, ya no será igual. Expertos en economía, los que trabajan para quienes controlan el planeta Tierra, ya nos dicen que Latinoamérica puede entrar en estado de recesión. Esto implica que dentro de ese panorama, las naciones con economías más vulnerables convertirán a esos paises menos soberanos e independientes, si es que aún conservan ese adelanto manuscrito.

Es hora entonces, de abocarnos a la tarea que tenemos por delante hoy y que no es otra que seguir atentamente las recomendaciones de quienes saben de que hablan: epidimiólogos, médicos y personal de la Salud. No escuchar ignorantes hablando lo que no entienden. El "vamo Arriba que no pasa nada" no funciona en estos casos. Decir que muere más gente de hambre - cosa que es cierta y contra eso se lucha- tampoco resuelve el problema y puede llevar a los menos informados, a descuidar las medidas sanitarias, convirtiéndolos en asesinos involuntarios.

Lo que sí podemos y debemos, es exigir al actual gobierno suspender el contrato con UPM, porque ya está previsto en el mismo documento para casos de emergencias como el actual. Destinar de ese modo esos 4.000 millones de dólares a la Salud de todos los uruguayos. Los vendepatrias que firmaron el contrato ya fueron barridos, ahora corresponde a quienes representaban "el cambio" tan anunciado, anularlo siempre y cuando claro está, no coincidan con Talvi de que "todos somos UPM". Pensará así el Sr. Manini Ríos que tanto habla de soberanía y recreos? En sus filas tiene a un hombre digno como lo es el Dr. Lust a quien puede consultar en caso de dudas. Suena la campana Sr. Manini Ríos, señal que el recreo para Ud. ha terminado…...










viernes, 20 de marzo de 2020

Las miserias del alma




por Hugo Bruschi

Gente sin escrúpulos lucrando con la desgracia, delincuentes ganando dinero con la desesperación. En Europa ya se han registrado decomisos de falsas vacunas y material sanitario prácticamente inservible, que se ofrece a una población presa del miedo. Acaparadores de productos necesarios para el consumo.

A veces dudamos del ser humano, cuando nos vemos enfrentados a catástrofes que convocan al egoismo. Hemos visto como gente irresponsable sólo piensa en su aparente "bienestar", sin preocuparse por sus semejantes.

Yo recuerdo con nitidez, un hecho registrado en el Uruguay allá por el 65 o 66, poco importa el año. En el viejo Teatro Artigas de la calle Andes entre 18 de Julio y Colonia -creo que ahora hay un estacionamiento- se anunciaba una función especial destinada a los enfermos y discapacitados. Un "mago" prometía curar enfermedades y el mensaje tuvo eco en las familias que desesperadas creían en cualquier milagro. Así fue que se formó una larga cola que llegaba hasta 18 de Julio en donde se veían bastones blancos, gente hablando por señas, sillas de ruedas, etc. Los ciegos recuperarían la vista, los mudos podrían hablar normalmente, los sordos podrían escuchar a Mozart o a Carlos Gardel, los paralíticos dejarían sus sillas de ruedas para caminar como cualquier otra persona. El espectáculo prometía, hasta que alguien no sabemos quien, dió la orden a la policía de poner fin a este triste y miserable espectáculo. Hubieron forcejeos, codazos y empujones. No faltaron los insultos a la policía, que prohibía a los enfermos recuperar su salud.

Era la desesperación de la gente explotada por un delincuente. Y estas escenas se repiten en nuestros días, cuando aparecen quienes están dispuestos a lucrar con las necesidades de un pueblo agredido por un virus, acaparando artículos de primera necesidad para venderlos más tarde a precios 3 o 4 veces su valor inicial. Por suerte y también hay que decirlo, siempre quedan ciudadanos solidarios que piensan más allá de su propio bienestar, para dar una mano al prójimo, siempre quedan esforzados trabajadores de la salud, quienes a riesgo de la propia se ponen al servicio de la Sociedad.












jueves, 5 de marzo de 2020

Me da su permiso sr comisario?



Por hugo Bruschi


Se avecinan tiempos muy difíles para el libre pensador, entendiéndose por ello a todo aquél que eligió equivocarse con su propia cabeza, a acertar con ideas prestadas. Serán tiempos en los que deberemos exponernos a la censura por el sólo hecho de no agradar al censor.

 Como en una dictadura, quien escriba sus opiniones estará pensando: pasará la nota, le agradará a fulano o mengano? La Sociedad está dividida entre "Buenos y Malos" y pobre de aquél que no quiera entrar en ese juego. Todo será juzgado desde esa óptica y una palabra, así como una coma o un acento, te podrán ubicar de un lado o del otro. De la noche a la mañana pasarás a ser "un oligarca puto" o "un zurdo de mierda". 

Ya vimos algunas escenas abominables el día de la asunción del nuevo gobierno, escenas propias de un clásico, pero que jamás tuvieron que registrarse en otros ámbitos. En donde una colectividad política -nos guste o nó - saludaba el paso de su Presidente - nos guste o nó - porque esa es la Democracia tan invocada en otras ocasiones, en aquellas que les conviene a sus intereses, no a los del pueblo claro está. 

Hinchadas fanatizadas operando en las redes sociales se sienten en el derecho de usar la tijera o la mordaza, cuando alguna opinión no es de su agrado. Los hechos serán juzgados del mismo modo y un corrupto lo será, si es del equipo contrario, si es de los nuestros hay que defenderlo como sea. Las patoteadas y amenazas invitando al silencio son moneda corriente. Ya lo señalaba José Ingenieros en su HOMBRE MEDIOCRE, cuando describía el gallinero asustado ante el vuelo majestuoso del águila que lo contemplaba desde las alturas. Sí, amigos de la Vidriera Irrespetuosa, ahora algunos investidos de Comisarios Políticos decidirán que se puede decir y que nó. La Vidriera no pide permiso, no pierdan el tiempo.